¿Quién motiva al autónomo?

3b621205764fcb28af4dc6bf3e22c1a9

 

Artículo publicado por Carmen Prada

 

Lo sé, cuántas veces nos hemos preguntado, ¿quién nos motiva a nosotros los autónomos?

Sí, somos unos luchadores natos, como los espartanos. Somos atrevidos que cada mes asumimos unos gastos de partida, con lo que nuestro balance de cuentas comienza siempre en números rojos, y a partir a ahí a buscarse la vida, sin saber en cuánto tiempo esos números cambiarán de color…

 

Y es que cada tres meses hay que pagar impuestos, el día 20 muchos sienten pánico y se replantean si seguir adelante o no, y por si fuera poco, ese mes también nos rematan el último día con la cuota de autónomos.

 

¡Sí, lo sé, este último pasado mes de abril sufrimos de nuevo esa convulsión!

Claro, entonces es cuando comienzan las dudas sobre si seguir adelante, los números no cuadran como nos gustaría, algunos no se hacen ricos a los cinco meses como pensaban, y por otro lado, ¡encima tenemos que pagar los impuestos de las facturas que algunos desalmados aún no nos han pagado!

 

Entonces, ¿quién nos motiva a nosotros? Me reconozco autónoma, perjudicada en muchos  sentidos por las leyes que se aplican hoy en día para los mismos, pero desde un principio, cuando tomé la decisión de comenzar y dar forma a mi sueño, dejé a un lado los inconvenientes y me centré más en las oportunidades.

 

Sí, también confieso que he sido asalariada la mayor parte de mi vida laboral. Por ese motivo, creo poder decir que mi balance es bastante objetivo.

 

Cuando uno es asalariado, piensa en todo lo que puede aportar a la empresa, ideas que pueden proporcionar un crecimiento y desarrollo a la misma…, pero con el tiempo uno se da cuenta que al final, es un número más en una lista interminable en la que la palabra humanidad no existe, y que además otros pueden apropiarse de las mejores ideas.

Un buen día, después de algunas semanas de reflexión e introspección, me pregunté, ¿deseas seguir derrochando tu trabajo, esfuerzo y sacrificio para otras empresas, o te consideras preparada para dar el salto y trabajar para ti misma?

 

Eso sí, tenía muy claro en qué sería, en las PERSONAS. A lo largo de mi trayectoria profesional las PERSONAS han estado siempre muy presentes en mi vida. Sin duda, me debo a ellas, y precisamente mi arriesgado salto lo he realizado desde la seguridad de tener claro lo que quiero, lo cual ayuda a minimizar el riesgo.

 

Mi mayor recompensa es lo que hago día a día, poder dedicarme a algo que me apasiona. Esa sensación que tengo cada día al levantarme de ir a disfrutar de lo que hago. Ayudar a personas u orientar a otras. Ese salario emocional que jamás en mi vida había conocido y que no cambio por todo el oro del mundo, porque nada lo paga.

 

Y es que al final, somos dueños de todo lo que se mueve a nuestro alrededor. Y es cierto, hay una verdad absoluta, y es que nosotros los autónomos, si no trabajamos no producimos. ¿Pero cuántas veces dejamos de producir porque nuestra mente y cuerpo están saturados?

Por eso, hoy aplaudo a todos los que:

  • empezamos el mes en números rojos;

 

  • convertimos un trabajo en una pasión;

 

  • disfrutamos con lo que hacemos porque un día así lo decidimos;

 

  • somos responsables de nuestra propia organización y gestión del tiempo;

 

  • marcamos nuestros propios objetivos y el hacia el progreso;

 

  • somos dueños de nuestras ideas, y decidimos si llevarlas a cabo o quedarnos dormidos.

 

Me surgen muchos más motivos para seguir soñando y luchar por nuestros propios objetivos, solo es cuestión de no seguir martirizándonos y fustigándonos por lo que día a día sufrimos para salvar muchas dificultades. Pero a la vez me pregunto, ¿y si no fuese por todas estas pruebas nuestra capacidad de sacrificio sería la misma? ¡Lo dudo!

Busca tu felicidad, y si esta está en el riesgo y la aventura, no lo olvides, ¡vale más vivir apasionado y con riesgo que sin motivos para levantarse cada día! Te lo dice alguien apasionada de la VIDA.

 

Ánimo a todos los autónomos que en muchas ocasiones se replantean si su lucha merece la pena.

 

 

 

Carmen Prada | Consultora de Desarrollo Personal y Profesional
*Fuente de la fotografía, Pinterest.es

SI TE GUSTAN MIS ESCRITOS NO DEJES DE COMPARTIRLOS, TODOS PONEMOS NUESTRO GRANITO DE ARENA.

Anuncios

¿Quieres ser feliz o políticamente correcto?

IMG-20171020-WA0024.jpg

Artículo publicado por Carmen Prada

Pues sí, una buena pregunta para comenzar. Y a la que doy personalmente respuesta, quiero ser yo y a la vez feliz.

Os estaréis preguntado, ¿pero qué significa esto? Para dar respuestas a preguntas, no hay nada más veraz que responder a base de las experiencias vividas y experimentadas.

El pasado 19 de octubre se celebró en Alcalá de Henares, organizado por Alcalá Desarrollo y de la mano de La Nueva Ruta del Empleo, un evento  repleto de profesionales de distintas partes de España, entre ellos servidora, que tenía por objetivo tratar los temas de Desarrollo Profesional y Personal, el Empleo, y cómo no, el Emprendimiento. Podéis imaginar que me sentía en mi salsa.

IMG_0721.JPG

Aprovecho para felicitar a la organización porque el trabajo de fondo fue inmenso. ¡Enhorabuena!

Cuando me invitaron a participar en el evento y el tema qué trataría, “qué tener en cuenta antes de emprender…”, y me comentaron, “Carmen, vamos a hacer algo diferente, vamos a olvidarnos de las ponencias tradicionales”, reconozco que me dio un subidón.

¿Y por qué no? ¿Por qué hacer siempre lo que está considerado políticamente correcto sin pensar en qué quizá esto último no llega a lo más profundo de las personas porque quizá no vean una base real que sustente una charla determinada?

A veces alguien te habla sobre temas de los anteriormente mencionados o cualquier otro de diferente índole, y uno puede llegar a percibir que es teoría todo lo que nos muestran, sin estar avalado por experiencias en sus propias carnes. Parecen palabras vacías, sin fondo, ¡ya que quizá necesitamos más realidades palpables, ejemplos concretos!

También es cierto que en estos tiempos tenemos multitud de temarios, manuales, canales de YouTube… Y hasta amigos y familiares que se atreven a decirnos qué pautas debemos seguir, pero también a desmoralizarnos con el tema del emprendimiento. Parece que hoy en día, ¡todos sabemos de todo!

Tuve claro desde un inicio cómo se iba a desarrollar mi ponencia, ¡fuera teoría!, ¡no más manuales!, ¡adiós a las frases hechas! Y así fue, hablé sencillamente de mi propia experiencia.

La canción, “Oye, abre tus ojos” del cantante Chayanne, abrió mi intervención, y ya desde el minuto 1 las personas que llenaban la sala y a las que agradezco inmensamente su presencia, creo se dieron cuenta que lo políticamente correcto no iba a tener cabida…

Los pilares sobre los que la basé fueron sustentados por los pasos que yo misma seguí en mi desarrollo profesional hasta el día de hoy, para de este modo emprender sin tirarme a una piscina vacía.

1º.- ¿Tienes una idea clara de lo que deseas hacer y la experiencia necesaria para liderar tu propio proyecto?

2º.- Habla mucho contigo mismo, debes conocerte. A veces este ejercicio es doloroso, ya que nos encontramos con cosas que nos duelen, pero es a éstas a las que hay que hacer frente. El autoconocimiento es VITAL.

3º.- Ve trabajando tu Marca Personal, mediante un blog, las distintas Redes Sociales, acudir a eventos, practicar Netwórking…

4º.- Eso sí, si estás trabajando para el proyecto de otra persona, debes tener claro que tu esfuerzo y sacrificio se deben duplicar, ya que no debes abandonar éste, el punto anterior debe ir a la par con el desempeño de tus funciones en el trabajo que estés desarrollando en estos momentos.

5º.- Rodearse de personas no tóxicas es muy importante. Intenta que en este camino tus acompañantes confíen en tus posibilidades y transmitan positividad.

6º.- Ve sembrando, has de tener paciencia y ser consciente de que el recorrido no va a ser cómodo.

7º.- Marca la diferencia en algo, pero márcala desde el minuto 1. Tu idea apasionará más.

8º.- La ambición es fundamental, debes estar dispuesto a salir de tu zona de confort y ser consciente de que no debes ponerte límites, ni que nadie lo haga.

.- Cuando te sientas preparado para dar el salto, hazlo, pero intenta minimizar gastos. Puedes compartir oficina, gastos. Dependiendo de la actividad puedes comenzar desde casa. Adquiere lo básico y necesario para comenzar, evita lo superfluo o secundario. Prioriza en tus inversiones…

10º.- Si has seguido estos pasos y te han resultado, ¡enhorabuena, porque estarás liderando tu SUEÑO! ¡Habrás conseguido tus Metas! Que no te frene el miedo a las caídas, si las superas con determinación encontrarás muchas recompensas. Y es que la piscina ya tenía un poco de agua…

Estos has sido los pasos que yo he seguido y mi proyecto está en marcha. No me pongo límites, soy ambiciosa y me apasiona lo que hago. Tanto, que no quiero ser políticamente correcta, deseo ser feliz y hacer feliz a los demás.

Ah, mi ponencia no pudo tener un broche final más idóneo, volvió a sonar otra canción, y en este caso la elegida fue “Color esperanza” de Diego Torres. Esa con la que comienzo y finalizo mi programa de radio los miércoles de 18 a 19 en www.radiocima.com. El título del programa no podía ser otro, “Actívate con Carmen Prada”.

Después de todo esto, ¿quieres saber cómo terminó mi ponencia? Todos bailando y cantando y con alguna lagrimilla de emoción. Y es que las emociones mueven el mundo…

 

Un pequeño tesoro para siempre…

 

 

 

 

 

 

Carmen Prada | Consultora de Desarrollo Personal y Profesional

SI TE GUSTAN MIS ESCRITOS NO DEJES DE COMPARTIRLOS, TODOS PONEMOS NUESTRO GRANITO DE ARENA.

 

 

 

¿Quieres empleados o personas productivas?

smilies-1776460_960_720.jpg

 

Artículo publicado por Carmen Prada

 

 

“El dinero mueve al dinero, para todo lo demás se necesita mucho más”. Carmen Prada.

 

Sí, otra frase de esas mías. No quedarán para la historia, pero en ocasiones veo que son utilizadas por otros contactos y con eso me doy por más que satisfecha. Y es que hace poco, alguien me dijo que “granito a granito de arena se construye una playa…” Estoy totalmente de acuerdo con esta última frase.

A partir de ahora entenderéis la frase con la que comienzo el post. Si alguno se ha incorporado recientemente o no me sigue con frecuencia, he de decirle que una de mis pasiones es el fútbol. Y es curioso, pero en él encuentro muchos ejemplos o paralelismos con temas como el liderazgo, gestión de equipos, resolución de conflictos… Pero sin duda, también veo y existen en ese mundillo las figuras de empresario y trabajador.

No os voy a hablar de fútbol, no os preocupéis. A muchos de vosotros no os tiene que interesar, y mucho menos gustar, pero ahora entenderéis a que me refiero.

La creciente profesionalización del deporte rey ha hecho que hoy en día casi todos los clubes de fútbol profesionales hayan pasado a ser sociedades anónimas deportivas, S.A.D., lo que significa que ya no son de los socios, como antaño, sino de accionistas particulares, vinculados o no a la afición, y al ser simple y llanamente empresas, son comprados, vendidos y gestionados como tales, al margen del romanticismo de los hinchas que durante décadas han acompañado, con sus alegrías y sus penas, al equipo de su corazón.

Habitualmente, cuando una de estas empresas sufre serios problemas económicos, y su futuro es negro y aparentemente inviable, surge de la nada un empresario que cargado de euros o últimamente de petrodólares o yuanes se hace con la mayoría del accionariado y es aclamado por las masas, que ven en él a su mesiánico salvador, sin caer en la cuenta de que para ese desconocido el club es una mera inversión, y que quizá incluso los que pasan a dirigirlo no han visto un balón en su vida.

Es cierto que los trabajadores comienzan a cobrar los atrasos de sus remuneraciones, los espacios de trabajo se mejoran, en muchas ocasiones se purga y renueva la plantilla de arriba a abajo con algún que otro fichaje exótico o rimbombante, en busca del aplauso fácil y la ilusión pasajera.

Aquí comienza el problema, uno puede tener mucho dinero y simplemente moverlo, pero sin saber cómo gestionar ni el capital monetario ni el humano. Que al final, se mire por donde se mire, los proyectos, las empresas, los planes…, son PERSONAS.

Yo soy formadora comercial, de ventas, de gestión de equipos…, pero no considero honesto ni profesional prestarme a realizar una labor para que la que no estoy preparada. Nadie sabe de todo. Yo tampoco. Y el dinero, creedme, no hace milagros.

Que un empresario tenga mucho dinero no significa que pueda gestionar cualquier empresa, y mucho menos una empresa de un sector totalmente desconocido para él. El dinero es un sustento muy importante en un negocio, ¡sin duda! Pero, ¿no creéis que se necesita mucho más que dinero?

¡Desde luego que sí! Vuelvo a hacer una pequeña referencia al fútbol, ya que hay clubes a los que para poco o nada les está sirviendo o les ha servido…

Y es que a veces me pregunto, ¿realmente quieres empleados o personas productivas?

¡Para mí, hay grandes diferencias!

¿Por qué no empezar la casa por los cimientos sin entrar en la misma como un elefante en una cacharrería?

Claro que el dinero es muy importante, pero si lo sabemos gestionar dentro de nuestra propia empresa, con nuestro equipo de trabajo, facilitándole día a día el desempeño de sus funciones y haciéndole la vida “un poquito más agradable”.

Alguno estaréis diciendo, “qué sencillo lo ves, Carmen, pero esto es una empresa”. Y yo te digo, – por eso mismo debes sacar el máximo rendimiento de ella y el dinero no lo hace solo, éste simplemente ayuda. Alíate con tu equipo y encontrarás la herramienta para el crecimiento de tu empresa -.

  • Sería un buen comienzo el saber delegar. Busca a las personas idóneas o a ese otro profesional que te ayude a encontrarlas.

 

  • Seas solvente económicamente o estés pasándolo difícil, da prioridad a tener al corriente de pago a tu equipo de trabajo. Ellos también necesitan cubrir sus necesidades personales y básicas después de una jornada de trabajo.

 

  • Procura que se sientan implicados, haz que sientan la empresa como suya. Trabaja mucho la motivación con ellos.

 

  • No debes dejar que se acomoden y dejen la ambición a un lado. La ambición sana les servirá para alcanzar objetivos y metas profesionales, pero también en su vida personal.

 

  • Dales todas las herramientas necesarias para que se sientan capacitados y preparados para el desempeño de sus funciones. Lo contrario crea confusión e inseguridad.

 

  • Si quieres personas productivas, negocia con ellas los horarios. La flexibilidad de éstos, les ayudará a conciliar su vida personal con la laboral. ¿Alguna vez te has preguntado lo mucho que te gustaría a ti y el bien que te haría? Tienes la oportunidad de probarlo en otros. Quizá te sirva a ti para buscar el equilibrio, quién sabe…

 

  • El que se sientan valorados fomenta el trabajo en equipo, al igual que es un buen aliciente para superarse día a día.

 

 

Puede que sin darte cuenta y sin usar mucho la caja de caudales, tu empresa crezca en “felicidad”.

La humildad es un valor que toda persona debería abanderar, si con algo no podemos o nos vemos superados, pidamos ayuda. En ocasiones pensamos que pedir ayuda es igual a ser incompetente o fracasado… ¡Nada que ver! Es igual a crecimiento personal y profesional.

Carmen Prada | Consultora de Desarrollo Personal y Profesional

Imagen de Pixabay

SI TE GUSTAN MIS ESCRITOS NO DEJES DE COMPARTIRLOS, TODOS PONEMOS NUESTRO GRANITO DE ARENA.

¡No te creas un bicho raro! Mira alrededor

16265507_1284181731672929_854908833585477666_n

Artículo publicado por Carmen Prada

No sé si alguna vez os habéis encontrado en la situación en la que parece que nada encaja y de repente uno explota. Llegado este punto, nos sale la famosa frase -o por lo menos en mi caso reconozco haberla utilizado- de  no me entiendo ni yo.

¡Esa sensación existe! Vivimos deprisa, sin parar a reflexionar, rodeados de personas… ¡Sí, de muchos tipos de personas! Y muchas veces nos da la sensación de sentirnos incomprendidos.

¿Incomprendidos por qué?:

 

  • porque no nos escuchan.

 

  • Porque con demasiada frecuencia nos sentimos solos.

 

  • Porque muchas de las personas de las que nos rodeamos no nos inspiran verdadera confianza.

 

  • Porque no nos sentimos libres para expresarnos o actuar.

 

  • Porque dependiendo de qué tema quieras hablar, tienes que tener en cuenta emociones, tendencias, sentimientos… de las personas que tienes enfrente.

 

  • Porque muchas de nuestras amistades son superficiales y no nos llenan…

De todo lo anteriormente nombrado, viene también la famosa frase de “no me entiende nadie…” Y así es, es un estado emocional que nos envuelve negativamente y que en muchas ocasiones nos hace sentirnos unos “bichos raros”.

¡No permitas que te vuelva a suceder! O por lo menos vamos a comenzar por hacer algo diferente a lo que hasta ahora hemos hecho. ¡No eres un bicho raro!, ¡ni siquiera eres un bicho! Sino más bien una persona que en muchos casos puede estar en el sitio equivocado y con las personas erróneas. No hay nada mejor que un claro ejemplo.

Recién estrenado el nuevo año, un grupo de enormes profesionales y servidora, nos planteamos el hecho de hacer posible algo diferente. Entre todos nosotros existen perfiles profesionales de todo tipo: psicólogos, coach, escritores, formadores, abogados, orientadores de empleo, diseñadores de márketing… ¡Un poco de todo, como en botica! Y entre conversaciones y conversaciones mediante un grupo de WhatsApp, llamadas, intercambio de opiniones, reflexiones, ingenio, ambición sana, innovación, creatividad y una dosis increíble de trabajo en equipo e ilusión, nació K-THAR-SYS.

K-THAR-SYS es una Novela Multiautor, en la cual cada día se escribe un capítulo nuevo. Trabajamos bajo un seudónimo, sin saber los lectores qué autor está escribiendo. Se publica cada día a las 12 horas, y a esa misma hora la persona que se encarga del capítulo del día siguiente lo lee como el resto de los seguidores, con un margen de tiempo de solo hasta las 22 horas de ese mismo día para enviar el nuevo capítulo a la persona que se encarga de publicarlo cada día.

Me gustaría nombrar una a una a estas increíbles PERSONAS, que antes de otra cosa eso son, que me acompañan en este proyecto. Pero sobre todo y ante todo, en el desarrollo personal y profesional que me están regalando de modo generoso:

  • Manuel Calle Mena.
  • Susana Álvarez Fernández.
  • Héctor Trinidad.
  • Mayte García Pérez.
  • Teresa Hernando De Felipe.
  • Laura Varó Pastor.
  • Vicente JRull.
  • Concha Zancada.
  • Antonio Fuentes.
  • Fernando Álvarez Flores.
  • Águeda Orientadora.
  • Maxi Peñas.
  • Claudia Sogamoso.
  • Rosa Palmer.
  • Fabrizzio Ponce.
  • Felipe García Pérez.
  • Cristina Shima.

Con todo esto, no solo os invito a que os adentréis en la novela, ¡que por supuesto estaría encantada! También quiero expresar lo que para mí esta experiencia está significando, al trabajar en la distancia, sin poner cara a la mayoría de estas personas,  algunas de ellas de muy lejos, nada más y nada menos que desde América, sin un contacto visual… Pero eso sí, con grandes dosis de cosas positivas, sin duda importantes.

La implicación de todos y cada uno de ellos. La complicidad que ya existe entre nosotros. La confianza de compartir las penas y cómo no, celebrar las alegrías. El intentar ayudar o motivar a aquel que tiene un mal día. Los momentos para reírnos también tienen cabida y mucho, esta práctica la utilizamos a diario y os puedo decir que por momentos ayuda mucho. El compromiso que cada uno muestra en el proyecto. La comunicación, comunicación y más comunicación… Gracias a todo esto y más, ¡hemos hecho una piña de PERSONAS!

Compartir temas trascendentales, de determinada importancia, problemas para los que siempre hay alguien que tiene una solución, sentir esa confianza que casi creía imposible al no conocerles personalmente, sentirme libre para hablar de lo que sea, y sobre todo el darme cuenta de que ¡no me siento un bicho raro! Me ha hecho pensar y mucho…

¿Podríamos llamar amistad a este vínculo tan humano en el que se ha convertido?

Te animo a que busques algo así, personas con las que te identifiques, con unas inquietudes similares a las tuyas, que te saquen una sonrisa a diario, con las que te sientas libre aunque sin herir a nadie, disfrutar y compartir pequeños o grandes proyectos. Ilusiónate y hazlo saber, pero si tienes un día malo, es importante que tengas la posibilidad de compartirlo…

¡No creas que es imposible, hay muchas personas que lo han logrado!

Me gustaría que te quedases con esta frase de mi cosecha, “rodéate de los mejores, de los que te hagan crecer, de los que puedas aprender… Pero sobre todo y ante todo, rodéate de PERSONAS, no de personajes”.

 

 

 

 

Os dejo los enlaces de K-THAR-SYS para si os apetece y sin duda os animo a ello, podáis echarles un vistazo, y ¿por qué no?, ¡compartirlos! ¿Nos acompañas?

Blog, https://ktharsys.blogspot.com.es/

Canal YouTube, https://youtu.be/qjXmvHx9sZI

Instagram, @ktharsys

Twitter, @KTharSys

Facebook: K-THAR-SYS

Carmen Prada | Consultora de Desarrollo Personal y Profesional

Imagen cedida por K-THAR-SYS

SI TE GUSTAN MIS ESCRITOS NO DEJES DE COMPARTIRLOS, TODOS PONEMOS NUESTRO GRANITO DE ARENA.

Guardar