¿Quién motiva al autónomo?

3b621205764fcb28af4dc6bf3e22c1a9

 

Artículo publicado por Carmen Prada

 

Lo sé, cuántas veces nos hemos preguntado, ¿quién nos motiva a nosotros los autónomos?

Sí, somos unos luchadores natos, como los espartanos. Somos atrevidos que cada mes asumimos unos gastos de partida, con lo que nuestro balance de cuentas comienza siempre en números rojos, y a partir a ahí a buscarse la vida, sin saber en cuánto tiempo esos números cambiarán de color…

 

Y es que cada tres meses hay que pagar impuestos, el día 20 muchos sienten pánico y se replantean si seguir adelante o no, y por si fuera poco, ese mes también nos rematan el último día con la cuota de autónomos.

 

¡Sí, lo sé, este último pasado mes de abril sufrimos de nuevo esa convulsión!

Claro, entonces es cuando comienzan las dudas sobre si seguir adelante, los números no cuadran como nos gustaría, algunos no se hacen ricos a los cinco meses como pensaban, y por otro lado, ¡encima tenemos que pagar los impuestos de las facturas que algunos desalmados aún no nos han pagado!

 

Entonces, ¿quién nos motiva a nosotros? Me reconozco autónoma, perjudicada en muchos  sentidos por las leyes que se aplican hoy en día para los mismos, pero desde un principio, cuando tomé la decisión de comenzar y dar forma a mi sueño, dejé a un lado los inconvenientes y me centré más en las oportunidades.

 

Sí, también confieso que he sido asalariada la mayor parte de mi vida laboral. Por ese motivo, creo poder decir que mi balance es bastante objetivo.

 

Cuando uno es asalariado, piensa en todo lo que puede aportar a la empresa, ideas que pueden proporcionar un crecimiento y desarrollo a la misma…, pero con el tiempo uno se da cuenta que al final, es un número más en una lista interminable en la que la palabra humanidad no existe, y que además otros pueden apropiarse de las mejores ideas.

Un buen día, después de algunas semanas de reflexión e introspección, me pregunté, ¿deseas seguir derrochando tu trabajo, esfuerzo y sacrificio para otras empresas, o te consideras preparada para dar el salto y trabajar para ti misma?

 

Eso sí, tenía muy claro en qué sería, en las PERSONAS. A lo largo de mi trayectoria profesional las PERSONAS han estado siempre muy presentes en mi vida. Sin duda, me debo a ellas, y precisamente mi arriesgado salto lo he realizado desde la seguridad de tener claro lo que quiero, lo cual ayuda a minimizar el riesgo.

 

Mi mayor recompensa es lo que hago día a día, poder dedicarme a algo que me apasiona. Esa sensación que tengo cada día al levantarme de ir a disfrutar de lo que hago. Ayudar a personas u orientar a otras. Ese salario emocional que jamás en mi vida había conocido y que no cambio por todo el oro del mundo, porque nada lo paga.

 

Y es que al final, somos dueños de todo lo que se mueve a nuestro alrededor. Y es cierto, hay una verdad absoluta, y es que nosotros los autónomos, si no trabajamos no producimos. ¿Pero cuántas veces dejamos de producir porque nuestra mente y cuerpo están saturados?

Por eso, hoy aplaudo a todos los que:

  • empezamos el mes en números rojos;

 

  • convertimos un trabajo en una pasión;

 

  • disfrutamos con lo que hacemos porque un día así lo decidimos;

 

  • somos responsables de nuestra propia organización y gestión del tiempo;

 

  • marcamos nuestros propios objetivos y el hacia el progreso;

 

  • somos dueños de nuestras ideas, y decidimos si llevarlas a cabo o quedarnos dormidos.

 

Me surgen muchos más motivos para seguir soñando y luchar por nuestros propios objetivos, solo es cuestión de no seguir martirizándonos y fustigándonos por lo que día a día sufrimos para salvar muchas dificultades. Pero a la vez me pregunto, ¿y si no fuese por todas estas pruebas nuestra capacidad de sacrificio sería la misma? ¡Lo dudo!

Busca tu felicidad, y si esta está en el riesgo y la aventura, no lo olvides, ¡vale más vivir apasionado y con riesgo que sin motivos para levantarse cada día! Te lo dice alguien apasionada de la VIDA.

 

Ánimo a todos los autónomos que en muchas ocasiones se replantean si su lucha merece la pena.

 

 

 

Carmen Prada | Consultora de Desarrollo Personal y Profesional
*Fuente de la fotografía, Pinterest.es

SI TE GUSTAN MIS ESCRITOS NO DEJES DE COMPARTIRLOS, TODOS PONEMOS NUESTRO GRANITO DE ARENA.

Anuncios

¿Quieres ser feliz o políticamente correcto?

IMG-20171020-WA0024.jpg

Artículo publicado por Carmen Prada

Pues sí, una buena pregunta para comenzar. Y a la que doy personalmente respuesta, quiero ser yo y a la vez feliz.

Os estaréis preguntado, ¿pero qué significa esto? Para dar respuestas a preguntas, no hay nada más veraz que responder a base de las experiencias vividas y experimentadas.

El pasado 19 de octubre se celebró en Alcalá de Henares, organizado por Alcalá Desarrollo y de la mano de La Nueva Ruta del Empleo, un evento  repleto de profesionales de distintas partes de España, entre ellos servidora, que tenía por objetivo tratar los temas de Desarrollo Profesional y Personal, el Empleo, y cómo no, el Emprendimiento. Podéis imaginar que me sentía en mi salsa.

IMG_0721.JPG

Aprovecho para felicitar a la organización porque el trabajo de fondo fue inmenso. ¡Enhorabuena!

Cuando me invitaron a participar en el evento y el tema qué trataría, “qué tener en cuenta antes de emprender…”, y me comentaron, “Carmen, vamos a hacer algo diferente, vamos a olvidarnos de las ponencias tradicionales”, reconozco que me dio un subidón.

¿Y por qué no? ¿Por qué hacer siempre lo que está considerado políticamente correcto sin pensar en qué quizá esto último no llega a lo más profundo de las personas porque quizá no vean una base real que sustente una charla determinada?

A veces alguien te habla sobre temas de los anteriormente mencionados o cualquier otro de diferente índole, y uno puede llegar a percibir que es teoría todo lo que nos muestran, sin estar avalado por experiencias en sus propias carnes. Parecen palabras vacías, sin fondo, ¡ya que quizá necesitamos más realidades palpables, ejemplos concretos!

También es cierto que en estos tiempos tenemos multitud de temarios, manuales, canales de YouTube… Y hasta amigos y familiares que se atreven a decirnos qué pautas debemos seguir, pero también a desmoralizarnos con el tema del emprendimiento. Parece que hoy en día, ¡todos sabemos de todo!

Tuve claro desde un inicio cómo se iba a desarrollar mi ponencia, ¡fuera teoría!, ¡no más manuales!, ¡adiós a las frases hechas! Y así fue, hablé sencillamente de mi propia experiencia.

La canción, “Oye, abre tus ojos” del cantante Chayanne, abrió mi intervención, y ya desde el minuto 1 las personas que llenaban la sala y a las que agradezco inmensamente su presencia, creo se dieron cuenta que lo políticamente correcto no iba a tener cabida…

Los pilares sobre los que la basé fueron sustentados por los pasos que yo misma seguí en mi desarrollo profesional hasta el día de hoy, para de este modo emprender sin tirarme a una piscina vacía.

1º.- ¿Tienes una idea clara de lo que deseas hacer y la experiencia necesaria para liderar tu propio proyecto?

2º.- Habla mucho contigo mismo, debes conocerte. A veces este ejercicio es doloroso, ya que nos encontramos con cosas que nos duelen, pero es a éstas a las que hay que hacer frente. El autoconocimiento es VITAL.

3º.- Ve trabajando tu Marca Personal, mediante un blog, las distintas Redes Sociales, acudir a eventos, practicar Netwórking…

4º.- Eso sí, si estás trabajando para el proyecto de otra persona, debes tener claro que tu esfuerzo y sacrificio se deben duplicar, ya que no debes abandonar éste, el punto anterior debe ir a la par con el desempeño de tus funciones en el trabajo que estés desarrollando en estos momentos.

5º.- Rodearse de personas no tóxicas es muy importante. Intenta que en este camino tus acompañantes confíen en tus posibilidades y transmitan positividad.

6º.- Ve sembrando, has de tener paciencia y ser consciente de que el recorrido no va a ser cómodo.

7º.- Marca la diferencia en algo, pero márcala desde el minuto 1. Tu idea apasionará más.

8º.- La ambición es fundamental, debes estar dispuesto a salir de tu zona de confort y ser consciente de que no debes ponerte límites, ni que nadie lo haga.

.- Cuando te sientas preparado para dar el salto, hazlo, pero intenta minimizar gastos. Puedes compartir oficina, gastos. Dependiendo de la actividad puedes comenzar desde casa. Adquiere lo básico y necesario para comenzar, evita lo superfluo o secundario. Prioriza en tus inversiones…

10º.- Si has seguido estos pasos y te han resultado, ¡enhorabuena, porque estarás liderando tu SUEÑO! ¡Habrás conseguido tus Metas! Que no te frene el miedo a las caídas, si las superas con determinación encontrarás muchas recompensas. Y es que la piscina ya tenía un poco de agua…

Estos has sido los pasos que yo he seguido y mi proyecto está en marcha. No me pongo límites, soy ambiciosa y me apasiona lo que hago. Tanto, que no quiero ser políticamente correcta, deseo ser feliz y hacer feliz a los demás.

Ah, mi ponencia no pudo tener un broche final más idóneo, volvió a sonar otra canción, y en este caso la elegida fue “Color esperanza” de Diego Torres. Esa con la que comienzo y finalizo mi programa de radio los miércoles de 18 a 19 en www.radiocima.com. El título del programa no podía ser otro, “Actívate con Carmen Prada”.

Después de todo esto, ¿quieres saber cómo terminó mi ponencia? Todos bailando y cantando y con alguna lagrimilla de emoción. Y es que las emociones mueven el mundo…

 

Un pequeño tesoro para siempre…

 

 

 

 

 

 

Carmen Prada | Consultora de Desarrollo Personal y Profesional

SI TE GUSTAN MIS ESCRITOS NO DEJES DE COMPARTIRLOS, TODOS PONEMOS NUESTRO GRANITO DE ARENA.

 

 

 

¡Reto a la vista!

22448163_543161866035253_6147845041798979563_n.jpg

Por Carmen Prada

 

Pues sí, cuando se sueña, en muchas ocasiones cuando uno pone de su parte, sacrificio, entrega, pasión, reciclaje continuo, tenacidad… ¡Se cumplen esos sueños!

Cuando un bendito día decidí dedicarme a lo que ahora me dedico, que no es a otra cosa que a las PERSONAS, es porque sabía que este realmente podía ser el camino para lograr algo que muchos creen imposible, ¡disfrutar de lo que hago!

Evidentemente tenemos que ser pacientes, ir pasito a pasito, teniendo las ideas y prioridades claras, y sobre todo, con mucha humildad.

Al final del camino que con arduo derroche has sembrado, seguramente te vaya a estar esperando el fruto.

Me gustaría dar las gracias a Alcalá Desarrollo y a la ciudad de Alcalá de Henares por contar conmigo para participar como ponente en un evento como es el que se va a desarrollar el 19 de octubre en el Espacio de Iniciativas Empresariales (C/ Blas Cabrera Infante, 23), que acogerá la I edición de #El Foro de empleo y emprendimiento, a través del cual se pretenden crear herramientas útiles para que tanto las personas que se encuentren en búsqueda activa de empleo, como aquellas que quieren crecer profesionalmente, logren sus objetivos. Se contará para ello con profesionales que formamos parte de La Nueva Ruta del Empleo, que por cierto te invito a que visites su web, porque estoy segura te va a sorprender.

 

La ponencia que impartiré llevará como título “Qué tener en cuenta antes de emprender”. Para me entendáis, antes de tirarme a la piscina…, me voy a asegurar que haya agua. Mi ponencia dará comienzo a las 10.45 horas, pero es que habrá varias salas para poder encontrar respuesta a eso que te está dando vueltas en la cabeza y que no encuentras.

22448198_544390389245734_6597025481886693965_n

Desde luego que no os diré cómo enfocaré mi ponencia, ¡pero lo tengo claro! Y por este motivo me gustaría que acudieses si tienes la posibilidad, eso sí, sacando tu entrada gratuita a través de Ticketea en http://ow.ly/SfSj30fEHhO .

¿Qué profesionales te vas a encontrar?

22221681_520119148320523_1495760065952222118_n.jpg

Disfruta del empleo y el emprendimiento de un modo diferente, quizá allí encuentres cosas que te sorprendan. ¡Yo estoy segura que lo haré!

 

 

 

 

 

Carmen Prada | Consultora de Desarrollo Personal y Profesional

SI TE GUSTAN MIS ESCRITOS NO DEJES DE COMPARTIRLOS, TODOS PONEMOS NUESTRO GRANITO DE ARENA.

La actitud ante el cambio, clave de tu futuro profesional

6dd907d682f83cc5b04c548bd20864df

 

 

 

 

 

 

 

Publicado por Carmen Prada

 

El optimista dice: “puede ser difícil, pero es posible”. El pesimista dice: “puede ser posible, pero es muy difícil”. Anónimo.

Sin lugar a duda, podemos llegar a ser nuestro mejor aliado, pero del mismo modo, nuestro peor enemigo.

Cada día en nuestro puesto de trabajo nos toca tomar decisiones, ser nuestro propio motivador y tener la capacidad de decir que “esto no puede conmigo”.

Cuando encima comienzas tu andadura en el apasionante y dinámico mundo comercial, son bastantes los días en los que los noes predominan, tanto que puede que haya días en el que no te encuentres con un . Llegado este punto, tienes en tus manos comenzar a ponerte la primera excusa para no continuar, con la famosa frase de “creo que esto no es para mí”. ¿No crees que comienzas con un implícito, “esto es muy difícil?

Claro que habrá casos en los que realmente sea cierto y tu camino no sea éste, y de sabios y humildes es reconocerlo, pero intenta haber quemado antes todas las balas para que seas capaz de decirte a ti mismo, “por no intentarlo no ha sido”.

Algunas de las diferencias entre el optimista y el pesimista:

  • donde el pesimista ve dificultades, el optimista ve oportunidades;

 

  • donde el pesimista ve un único camino, el optimista busca esa senda que le dé más posibilidades;

 

  • donde el pesimista se viene abajo, el optimista se crece para lograr su objetivo sí o sí;

 

  • donde el pesimista no ve salidas, el optimista las busca convencido de que existen;

 

  • donde el pesimista puede llegar a contagiar a sus compañeros de tanta negatividad, el optimista es capaz de transmitir esa positividad convirtiéndola incluso en motivación.

 

Anteriormente he mencionado a las personas que dan comienzo a su carrera profesional en el mundo de las ventas. Pero,  ¿y si ahora hablamos de aquellas que llevan toda una vida haciendo esto mismo?

Sin duda, hay enormes profesionales. Profesionales que han tenido la capacidad de evolucionar en las técnicas de venta, cierres, el tener en cuenta los cambios en los paradigmas de los nuevos tipos de clientes, encontrar la utilidad a las nuevas tecnologías… En definitiva, renovarse o morir.

Si tienes un profesional como éste en tu equipo, ¡ponle cláusula de rescisión! Tienes una joya. Al profesional que muestra esta capacidad de reciclaje y aprendizaje, sin temer a los cambios, ¡cuídalo como a un tesoro!

Pero también hay que decir que existe el otro tipo de profesional. Ese que con el paso de los años va adquiriendo manías, rígidas costumbres, vicios… Su capacidad de transformación a “los nuevos tiempos” es mucho más compleja. Evidentemente, el tiempo pasa como antes mencionaba y con él muchas cosas…

Es inadecuado seguir vendiendo del mismo modo y por muchos motivos:

  • el cliente está más informado;
  • la competencia está mejor preparada, tienes que conocerla;
  • los tipos de clientes se han diversificado y perfilado y más;
  • las objeciones que existen en este momento son múltiples, aunque gane por goleada la de “es que es muy caro…”;
  • existe una gama más amplia de productos, a la vez que éstos se renuevan con nuevas características a una velocidad mayor;
  • uno llega a acomodarse a su red de contactos y clientes en cartera, sin pensar en la posibilidad de buscar más alternativas como puede ser trabajar el netwórking, acudir a eventos, presentaciones, reuniones de profesionales del mismo sector…;
  • han entrado con fuerza las nuevas tecnologías, una herramienta más y muy válida para las ventas.

 

Una de las consecuencias de los motivos que enumero y me quedo corta, es que llegue el momento en el que lo que antes era un reto profesional y además satisfactorio, se vuelva una rutina y algo mecánico. Llegará la perdida de ilusión, la frustración, la impotencia…

Si has podido vivir del mundo comercial durante tantos años y además eres de los afortunados que disfrutaba de lo que hacía, ¿por qué no te renuevas como tenemos que hacerlo con “el carnet de conducir” cada ciertos años?

 

Nunca sabemos lo suficiente en la vida. Tampoco estaremos preparados para lo que creemos estar haciendo bien si no nos reciclamos continuamente. Solo debemos con humildad recuperar la ilusión a través del aprendizaje continuo.

 

 

 

 

 

 

 

 

*Fuente de la fotografía, Pinterest.com

Carmen Prada | Consultora de Desarrollo Personal y Profesional

SI TE GUSTAN MIS ESCRITOS NO DEJES DE COMPARTIRLOS, TODOS PONEMOS NUESTRO GRANITO DE ARENA.

 

 

 

K-Thar-Sys, más que un trabajo en equipo…

19260628_480719188927186_5488452273824399641_n

 

Con cariño por Carmen Prada

Servidora, Tacones Cercanos. Detrás de este avatar hay uno de mis sueños hecho realidad.

Todo comenzó siendo una aventura sin importar el ¿por qué?, ¿cómo?, ¿cuál es la finalidad? Todo ello junto a unos fantásticos compañeros de viaje. A estas alturas, tengo la sensación de que nos conocemos de toda la vida, y lo cierto es que no conozco a ninguno en persona, pero para mí ya son amigos.

No ha sido fácil, y no me refiero al hecho en sí de escribir K-THAR-SYS, sino por la metodología que hubimos de utilizar para lograr que hoy la novela esté ya en papel y a la venta:

K-Thar-Sys Novela en Amazon

unnamed.jpg

 

Orgullosos, salvamos dificultades, sacrificamos momentos, el apoyo de muchos de ellos fue fundamental, la comprensión jugó un papel importante…, y no os voy a engañar, desencuentros también existieron.

Este es un sueño hecho realidad en el que hemos trabajado muchos profesionales que nos hemos entregado a la aventura, no me quiero olvidar de ninguno, y es que con ellos he conocido muy de cerca y de modo diferente lo que es el trabajo en equipo, y salvando distancias abismales en todos los sentidos.

Estos son los artífices que me ayudaron a saber lo que es remar todos en el mismo sentido:

A continuación, os hago llegar las palabras que pertenecen al Prólogo de K-THAR-SYS, escrito por parte de uno de los compis, Manuel Calle.

“Las mejores cosas de la Vida surgen sin avisar, sin planificarlas, sin darte cuenta, de forma espontánea y natural. Y se desarrollan como si llevasen meses planificándose. A veces, las entendemos como “locuras”.

¿Por qué será?

Llegan de repente, sin previo aviso, y no las controlas, están fueran de nuestro alcance y
control.

¿Locura o experiencia? ¿Nos arriesgamos, probamos y nos dejamos llevar o nos
quedamos en nuestro mismo sitio de siempre?

Esto fue lo que pensé cuando decidí embarcarme en esta “loca” y encantadora aventura
de escribir una novela.

La idea surgió durante una conversación por whatshapp. Cada mañana, como de costumbre, antes de que el gallo anuncie la llegada oficial de un nuevo día, me dispongo
a dar mi particular saludo de buenos días en algunos grupos de whatsapp a los que
pertenezco.

Pero hubo un día, que a diferencia de los otros, una persona desde el otro lado, inició una conversación. Conversación que terminó derivando en una “descabellada” idea….escribir una novela multiautor.
Ya sé que muchos pensaréis, ¿descabellada?, no sois ni los primeros ni seréis los últimos
en escribir una novela de este tipo.

¡Cierto! Pero lo que hace especial a esta novela es que el elenco de autores que participan
en la misma no se conocen físicamente, al vivir cada uno, en una zona geográfica distinta de España (Madrid, Benicássim, Málaga, Ponferrada, Almería, San Lorenzo de El Escorial, Vitoria, Gijón, El Entrego y Cádiz……..) e incluso de América (Costa Rica – San José- y Argentina -Córdoba-), por lo que las relaciones, reuniones y coordinación se realizó exclusivamente por dos vías: whatsapp y mails.

De esta manera, un grupo de veinte personas decidimos embarcarnos en la apasionante
aventura de escribir una novela multiautor. Pero no cualquier novela, sino una que fuese original e innovadora, y para ello, nada mejor que escribirla sin un argumento
predeterminado.

¡Sí, tal y como estás leyendo!

El argumento de esta novela iría surgiendo de la imaginación de cada escritor a medida
que se escribiese cada capítulo, con el único límite de continuar lo que se hubiese escrito
en el capítulo anterior, intentando no caer en incoherencias ni contradicciones con lo anteriormente publicado, aunque se podían dar todos los giros que se quisieran a la historia.

¿Qué pretendíamos o a donde queríamos llegar?

¡¡¡A donde fuese!!!! La idea era no ponernos límites y disfrutar haciéndolo, entre todos los que finalmente se apuntasen a esta aventura.

Teniendo en cuenta que ninguno de los participantes en la novela es escritor profesional,
esto suponía un reto aún mayor.

Y como lo mejor de la vida no atiende a planes o programaciones, sino que basta con
dejarnos llevar, con permitir que las cosas sucedan por sí mismas, con la sutileza de la
causalidad, con la apertura de quién es humilde y no espera nada, así nació la novela K-THAR-SYS.

Novela donde todos sus autores escribieron bajo seudónimo y mediante un avatar. Cuyos
capítulos se publicaron en Internet, TODOS los días (fines de semana incluidos) a las
12:00 horas del mediodía y donde cada autor, tenía de tiempo para escribir su capítulo,
desde ese momento en el que se publica el último capítulo, hasta las 22:00 horas de ese
mismo día. Hora máxima en la que se entregaría el capítulo a la persona encargada de
programar su publicación en el Blog.

K-THAR-SYS tiene todos los alcances y límites de haber sido elaborada desde el amor que todos sus creadores sienten por la creatividad en su estado más puro y libre. Una novela que es una incitación a pensar, a reflexionar y a disfrutar con cada capítulo.

El libro que más sorpresas me ha deparado y gracias al cual comencé a sentir que se hacía realidad ese sueño casi dormido y que alentaba en mi infancia: llegar a ser algún día escritor.

Me gustaría que recorrieras y visualizaras estas páginas junto a cada Avatar y que te
sumerjas de lleno en el mundo de

K-THAR-SYS,

pero siempre teniendo en cuenta una premisa fundamental en toda esta historia: NADA ES LO QUE PARECE”.

Manuel Calle Mena
6 de Junio de 2017

Más de una vez, en las numerosísimas conversaciones que teníamos en el grupo de WhatsApp, Héctor Trinidad, cuando mencioné emocionada que ya tenía la novela entre mis manos, me dijo: – hay tres cosas en la vida que si alcanzas a hacer, uno ya se puede sentir realizado. Una es plantar un árbol, otra tener hijos y la última escribir un libro -.

 

Reconozco que el árbol lo planté cuando aun era una niña en una de esas excursiones que teníamos con el cole. Los hijos no los he tenido. Y el libro, ¡lo he logrado escribir! Aun así, he de decir que los árboles hay que cuidarlos para que no se mueran, a los hijos hay que alimentarlos y educarlos, y el libro…, he de conseguir que lo leas.

¿Nos ayudas con tu lectura?

¿Te animas a #NadaEsloqueParece?

 

 

 

 

 

Carmen Prada | Consultora de Desarrollo Personal y Profesional

Imagen, propia

SI TE GUSTAN MIS ESCRITOS NO DEJES DE COMPARTIRLOS, TODOS PONEMOS NUESTRO GRANITO DE ARENA.

¿Ya has construido tu propio YO?

child-1480220_960_720.jpg

 

Artículo publicado por Carmen Prada

 

Quizá os pueda parecer extraña esta reflexión que os voy a formular hoy pero, después de analizar mucho a las personas, vivir con pasión mi profesión, de ser éstas mi fuente de inspiración y escuchar más que hablar, he llegado a la conclusión de que hay dos momentos muy importantes en nuestra vida.

Os estaréis preguntado, ¿cuáles? Pues no, no hablo de lo que normalmente se comenta, ya sabéis, estudiar una carrera, casarse, tener hijos… ¡No, los tiros no van por ahí! Me explico:

1º.- Infancia. Evidentemente, nos educan a cada uno de un modo diferente. Nuestra educación sin duda va a estar condicionada por nuestra familia, por las costumbres del entorno, los valores culturales que nos inculquen, pero incluso también por los miedos que las personas que tenemos alrededor nos transmitan.

Nacemos casi con un “no llores”, poco a poco vienen los “ten cuidado que te vas a caer”, más tarde “no comas tanto dulce…” Y así podríamos seguir. Bajo ningún concepto dudo de que nuestros padres quieren lo mejor para nosotros, pero… ¿Y nosotros, sabemos lo que realmente queremos?

2º.- El momento de descubrir para qué hemos nacido. ¡Sí, lo que estás leyendo! A medida que vamos creciendo tenemos que tomar decisiones y asumir responsabilidades, en muchas ocasiones, si nos parásemos por un instante no sabríamos ni por qué, ni para qué. Y no, no hablo de tener una bola mágica y predecir el futuro, sino de pararnos frente a un espejo y preguntarnos a nosotros mismos, ¿en qué soy bueno en la vida y por qué?

Pero voy más allá, para ello debemos alejarnos de los miedos que quizá nos han acompañado durante muchos años, tener claro cuál es el punto en el que nos encontramos y hacernos la siguiente pregunta, ¿deseo pasarme toda mi vida en el punto en el que estoy en este momento? Entonces, ¿qué deseo para mi futuro?

Está claro que llegado este 2º punto, tenemos dos opciones:

  • seguir en nuestra zona de confort y quizá quedarnos en esa etapa del “nacimiento”. Y continuar consolándonos con los “por si acaso”, “es que todo está muy difícil”, “más vale malo conocido que bueno por conocer…”

 

  • O por otro lado, construir nuestro propio yo desde dentro hacia fuera. ¿Esto qué significa? “Lo parezco, porque es lo que realmente soy”. Transmitir personalidad, carisma, pero sobre todo seguridad y transparencia a los que nos rodean.

 

Sin duda, todo lo mencionado en el punto anterior es un proyecto, y quizá el proyecto y el reto más grande con el que nos encontremos en nuestra vida, la construcción de nosotros mismos.

 

yes-2069850_960_720.png

 

Me gustaría hacer mención de una frase de Viktor Frankl que dice mucho, “si tienes un por qué, aguantas casi cualquier cómo”. Y es que realmente este psiquiatra lo pudo experimentar en sus propias carnes y así lo dejó plasmado en su libro, A la vida. Éste narra sus experiencias como recluso de un campo de concentración nazi, lo que le llevó a descubrir la importancia de encontrar sentido en todas las formas de existencia, incluso las más brutales, y por lo tanto, una razón para seguir viviendo.

 

Proponte visualizar tu futuro, no será muy complicado si ya hemos construido nuestro propio Yo. La más ardua tarea vendrá después, cuando realmente tengamos que plasmarlos en palabras escritas como un compromiso vital con nosotros mismos. No valen las excusas ni peros, ya que tenemos claro cuál queremos que sea nuestro propio futuro y que para alcanzarlo debemos dejarnos la piel. ¡Es un todo o nada! ¡Es una apuesta al 100% por nosotros mismos! ¿Crees que existe alguien que pueda hacer una apuesta tan fuerte como tú por tu futuro?

 

 

 

 

 

 

 

Carmen Prada | Consultora de Desarrollo Personal y Profesional

Imagen, Pixabay

SI TE GUSTAN MIS ESCRITOS NO DEJES DE COMPARTIRLOS, TODOS PONEMOS NUESTRO GRANITO DE ARENA.

Pretender engañar o ponerse una venda en los ojos

comedy-masks-30411_960_720.png

Artículo publicado por Carmen Prada

Hace escasos días tuve el privilegio de poder acudir como invitada a un evento, en el cual pude disfrutar de una mesa redonda con emprendedores, y otra con empresarios ya consolidados.

Sentada en mi butaca, observé a mi alrededor distintos perfiles de personas, responsables de RR.HH., profesionales de distinta índole, entre los que se encontraban consultores y formadores, también personas en búsqueda de empleo e incluso emprendedores.

Fuera cual fuera la situación de cada uno de los que allí estábamos, hubo conversaciones en cada una de esas mesas que no pasaron desapercibidas.

La mesa de nuevos emprendedores, fue como una ráfaga de aire fresco para aquellos que allí estaban con el comienzo de un proyecto o incluso aquellos que no saben por dónde reconducir su vida laboral. Al igual que por momentos “templado”, cuando hacían mención a lo mucho por lo que habían tenido que pasar y siguen haciéndolo para hacer su sueño cada día más grande. Pero con un mensaje final, y es que “si tienes en mente un sueño ve por él, porque esa es de las pocas cosas que en esta vida te van a pertenecer”.

Cuando llegó el momento de disfrutar de las apreciaciones de los empresarios, no pude dejar en ningún momento de abrir la boca, y no lo digo porque se dijeran cosas interesantes, sino por las muchas falsedades enmascaradas en verdades, además de la pésima imagen que alguno de ellos mostraba al representar a su propia empresa.

Un profesional, un empresario, un emprendedor en un evento de networking, debe tener la capacidad suficiente para venderse, hacerlo en un corto espacio de tiempo y además con una preparación para ello.

Está claro que no era un evento de networking propiamente dicho, pero lo que sí ha de esperarse siempre de un empresario es que sea capaz de vender su empresa, con actitud, humildad, sencillez, pero también con honestidad.

Todos somos conscientes de cuál es la situación laboral del país en estos momentos, con lo que lo que no se puede escuchar al unísono es el mismo argumentario por 10 empresarios cuando nos transmiten que:

  • para ellos lo más importe es el talento y la experiencia en un trabajador. Eso es lo que más valoran independientemente de su edad.

 

  • Le dan mucha importancia a la formación, creen que es la mejor herramienta para que una empresa obtenga mejores resultados y de este modo no dejar obsoletos los conocimientos de los trabajadores.

 

  • Para ellos, el departamento de RR.HH. debe de estar dotado de grandes profesionales, puesto que sus objetivos en muchas ocasiones se vienen al traste por el mal funcionamiento del mismo. Por este motivo, no reparan en invertir en este pilar de su empresa.

 

Anoté más conclusiones de este tipo, pero para qué seguir… Hasta ahora y aún sin pronunciarme yo al respecto, ahora entenderéis el por qué de mi imposibilidad de poder cerrar la boca.

Porque hay dos cosas que hablan por sí solas, lo que yo me encuentro cada día en el mundo del trabajo, la desesperación de muchas familias que se ven en situaciones muy duras, y por otro lado la propia información que todos podemos manejar, si nos interesa el tema.

        1º.- Llama poderosamente la atención actualmente en el mundo laboral las escasas oportunidades que tienen los mayores de 55 años cada vez que se postulan para una oferta de trabajo.

¿No queremos experiencia? ¡La tienen! Y no solo en los puestos que han ocupado a lo largo de su vida laboral, sino también tienen experiencia de vida.

¿Por qué no buscar un equipo de trabajo equilibrado? Busquemos innovación y creatividad, y tratemos de conjugarlas con experiencia y veteranía.

Conclusión, ¿la edad sí importa entonces, no? Desde luego, cuando no se apuesta por la savia madura.

Y si no, invito a que cada uno, independientemente de su edad, mire en su casa, amigos, entorno, y vea quiénes son las personas con mayores dificultades para encontrar empleo aun contando con toda su experiencia.

                2º.- La formación… Cuando hablo con un profesional o empresario de este punto, aunque siempre hay excepciones gracias a Dios, el problema que observo es que su respuesta es habitualmente “es un gasto que no puedo asumir…” Mi respuesta siempre es la misma, “no es un gasto, todo lo contrario, es una inversión para tu negocio”. Los empleados necesitan estar formados para desarrollar sus habilidades, superar frustraciones, mejorar la atención al cliente, empaparse de técnicas de venta, cuidar su imagen personal… ¿De verdad me dicen que esto es un gasto?

            3º.- Este punto que tocaron acerca de la importancia para ellos del Departamento de RR.HH. Yo misma hace unos meses hablé de ello en un artículo, Apostar por el talento, una sabia inversión. En él veréis la indignación que siento por la escasa importancia que las empresas dan a este pilar básico en su negocio. No llegan a entender muchas cosas, como que la consecución de los resultados gira alrededor de esta figura. Por eso os invito a que lo leáis.

Quiero dejar claro que no todas las empresas actúan del mismo modo, pero igual de claro tengo que el argumentario de 10 empresarios diciendo y avalando las mismas respuestas, no refleja lo que se ve a pie de calle.

No fui la única en abrir la boca de sorpresa. Realmente, esas respuestas y valoraciones por parte de todos los que allí estábamos sentados, serían realmente las que nos gustarían, pero la realidad es otra.

No se puede presentar a tu empresa desde el desconocimiento de su propio funcionamiento, y mucho menos traspasando la línea roja del embuste.

 

 

*Fuente de la fotografía, Pixabay.com

Carmen Prada | Asesora de Desarrollo Personal y Profesional

SI TE GUSTAN MIS ESCRITOS NO DEJES DE COMPARTIRLOS, TODOS PONEMOS NUESTRO GRANITO DE ARENA.