Sobre mí

cropped-art1.png

Permitidme que me presente

Si en este momento estáis leyendo este apartado, “Sobre mí”, quiere decir que os importa saber quién está detrás de estas reflexiones que 3 días por semana os acompañan.

Todo profesional tiene su vida personal, por este motivo me gustaría me conociéseis un poquito más de ambas facetas.

Mi nombre es Carmen, estoy casada y vivo en Ponferrada, de donde soy natural, en la provincia de León, en la hermosa comarca del Bierzo. Y me preguntaréis, ¿a qué te dedicas profesionalmente?

Durante los primeros años de mi vida profesional desempeñé la labor de Administrativo y Jefe de Administración, pero las vicisitudes de la vida me llevaron a desarrollar tiempo después una nueva faceta en la que nunca antes había pensado, la comercial. Son más de 10 años en los que he desarrollado mi carrera profesional en este apasionante y exigente mundillo laboral. Mis conocimientos y dilatada experiencia en el sector profesional, me han permitido lograr una fidelización de mis clientes,  generando esa confianza que todo Asesor Comercial debe transmitir. Una década de profesionalidad, compromiso y pasión por las personas. Esto ha sido posible gracias a mi implicación en la atención al cliente interno y externo. He formado a mis comerciales en los pilares que considero fundamental que todo Asesor Profesional debe tener: escucha activa, observación, honradez, empatía y asertividad. Gracias a mi trayectoria y apoyándome en todo lo que cada día sigo aprendiendo, no pongo límites a mis posibilidades de crecimiento dentro de este mundo que con tanta pasión vivo. Mi afán de superación y la confianza en mis habilidades, me capacitan para que toda esta experiencia la materialice en el desarrollo comercial de empresas y profesionales en un amplio sentido, ya sea con equipos de trabajo, networking, ventas, formación, redes sociales… ¡Un nuevo reto, una nueva pasión!

Las personas son lo fundamental en cualquier proyecto, y de ahí que un buen día tomase la decisión de dedicarme intensamente y con pasión a las personas. Un mundo emocionante, cargado de retos, con un continuo aprendizaje, enriquecedor, y muy muy estimulante.

El intervenir, entre otros, en talleres y formaciones, como pueden ser las de asociaciones como Proyecto Hombre-León o ALFAEM Salud Mental-León, han hecho más si cabe, hacer frente a retos de gran responsabilidad y que a la vez me han hecho crecer profesional y personalmente.

Presidir el Grupo Cornatel, dedicado al Networiking, además de asumir un reto tan importante como es llevar a cabo el crecimiento de empresas y profesionales, es otra suma de crecimiento para mí.

Colaboro con una publicación mensual, porque el tiempo no me permite más, como redactora en La Nueva Ruta del Empleo, que complementa mi pasión que es la escritura con mi propio blog, intentando transmitir mi experiencia desde un lado humano a personas que buscan alternativas, cambios, toma de decisiones, motivación. Con disposición a impartir webinarios tales como: Incorporación al mundo laboral, Crecimiento Personal, Habilidades de Comunicación y Desarrollo Personal, Consultoría estratégica, de Comunicación, Servicios a Emprendedores…

Algo que me empujó sin duda a dar el paso al mundo de la formación en el mundo de las ventas, de equipos de trabajo, la motivación, los RR.HH., la gestión de emociones, ha sido sin duda la escritura. En el blog dejo presente mi Marca Personal y la experiencia que me avala.

4

 Tambien quizá os preguntéis, ¿cómo eres en tu vida personal?
Me encanta la escritura, lo descubrí en el mismo momento en el que tomé un bolígrafo y di rienda suelta a mis ideas. Otras pasiones que tengo son viajar, y apoyar en las duras y en las maduras a mi S.D. Ponferradina, me encanta el deporte en general, aunque el único que practico es Pilates. Disfruto muchísimo con la compañía de mis amigos, una buena copa de vino de la tierra y una charla entretenida, ellos son conscientes de que me encanta encucharles, todos lo necesitamos. Las redes sociales también me ocupan buena parte de mi tiempo. Me encanta la costa, el aire diferente que se respira y sobre todo, tumbarme como una lagartiga al sol. Algo que me relaja por encima de todas las cosas y además me encanta es la cocina, me paso horas cocinando, sobre todo por la noche. No me puedo olvidar de mi familia, que me ha transmitido los valores innegociables que estructuran mi existencia, disfruto de las reuniones de los fines de semana o esas otras en fechas señaladas que hacen que la rutina y el estrés pasen a un segundo plano. Reconozco que apenas veo la televisión, pero los fines de semana soy de manta, sofá y películas de amor con final feliz. Mi medio de comunicación preferido es la radio, me trasmite muchas más cosas que la propia televisión, me levanto con su compañía y me duermo con ella. Soy una persona sensibilizada con las necesidades, las personas marginadas, con la miseria, la falta de humanidad… e intento poner mi granito de arena en ello de un modo u otro. Reconozco que me gustaría poder involucrame más. Intento cuidarme y arreglarme, pero como siempre digo, lo hago para mí, y es que encontrarme a gusto conmigo misma es vital, me hace sentirme segura de mí misma. Podría seguir, pero no os quiero aburrir. Resumiendo, ¡vivo todo lo que hago, como si no hubiese un mañana!

¿Defectos?  Ufff, ¡claro que sí, muchos! Creo ser excesivamente perfeccionista y exigente. Cuando alguien me pide un consejo o una opinión y sobre todo una persona a la que quiero, no soy capaz de decir lo que quiere escuchar, le digo lo que pienso sinceramente, ya que de otro modo no le haría ningún favor, pero eso a veces duele. Mi sinceridad en algunos momentos incomoda, aunque también hay quienes la valoran y agradecen. No soporto los falsos compromisos, son palabras al aire, y no tardo en hacerlo ver. Reconozco que soy una persona de primeras muy prudente, casi desconfiada, quizá esta coraza te la coloca la vida, dependiendo de tu recorrido. Tengo autentica repulsión al “sí porque sí” o al “no porque no” como respuesta, no los acepto si no van acompañados de una argumentación. No soporto la falsedad, y además soy una actriz fatal, de forma que ni lo intento. Todo esto quizá pueda ser a veces una virtud en vez de un defecto, pero seguramente he de esforzarme en aceptar mejor las incongruencias de las personas, ser más benevolente conmigo misma y con los demás, tomarme la vida de un modo un poquito más desenfadado, no ser tan excesivamente responsable.

Así soy yo, muy por encima. Muy imperfecta, soy una persona normal y corriente que da gracias cada día por la oportunidad de vivirlo como un regalo, y además acompañarlo con un sueño. Los sueños me mantienen viva, porque la palabra luchadora, la llevo de apellido.

¡Os espero pronto por aquí, y no dejéis de hablar de Carmen Prada, la fina pluma de Las estrellas brillan por ti !