Un amigo, tu tesoro…

tatuaje-lagartija-07

Artículo publicado por Carmen Prada

Los días son tan cambiantes. Los estados de ánimo están en función de demasiadas cosas, personas, situaciones que no podemos controlar.

Reconozco, que soy una mujer a que le gusta que nada se le escape, tenerlo todo controlado, sin sorpresas, a la que no le pille un renuncio o un esto creo que…pero no estoy segura… ¡No, reconozco que no! Y es cierto que con la primera persona que soy crítica, es conmigo misma, ya que soy consciente de que si sufro, es porque me expongo a ello y por voluntad propia.

¿Y os preguntareis por qué? Quizá porque eso te hace llegar a esperar lo mismo de los demás, y creedme que es un grave, frustrante, e inequívoco error. Hoy por hoy, no  puedes esperar por desgracia que de algún modo te devuelvan lo que tú das, sin pensar si debes o no, si tienes que hacerlo o no tienes motivos, si alguien te lo está pidiendo… Porque realmente si te sale del corazón, si es algo innato en ti, si eres así porque llegas a ser “estúpida consiente” y no te da la gana de cambiar por “la masa”, ¿por qué llevarnos estos sofocones si realmente, en el fondo, sabemos que ésta es “la corriente”?

Y que conste que me los seguiré llevando, porque Carmen es lo que se ve, no hay velos, no hay nieblas, no hay caretas, ni siquiera sombras… Ella es así, y es cierto que “esa figura de mujer”, incomoda y mucho, creedme…

Hoy es uno de esos días que ha comenzado con turbulencias, dudas, quizá dolor, y es que a veces la tan preciada y querida gente que me rodea, que nunca me deja, que siempre está, que encuentra la palabra adecuada, (y que conste, que no os merezco). Piensan que “esa mujer” invencible, que nada le supera, que no tiene sombras, es una “supermujer” y que todo lo puede… También siente y padece. Y es que a veces tu cara debe sonreír aunque no haya motivos, por ver la de otro que los necesita tener…

Hoy alguien muy especial, alguien que no tengo el placer de conocer en persona pero somos mutuos admiradores en las redes sociales (y desde luego lo tiene más que merecido), mostrando siempre de algún modo su preocupación por mi, y su apoyo en cualquiera de mis escritos, me envió algo que me hizo pensar y mucho…

Reconozco públicamente y a ti en particular que; las lágrimas no las pude contener, al hacerme llegar una canción en la cual se muestra; la figura de un amigo al que simplemente tienes que llamar, decir su nombre, que note tu pena y dolor para que sin demora corra hacia ti…

Lo más bello si cabe es el mensaje que le acompañaba; “Quiero que sepas que somos una legión de anónimos los que estamos a tu lado”.

Después de esta muestra pensé; ¿sin ser conscientes movemos tanto y tan lejos y llegamos hacer el bien? Con eso me sirve, es un regalo, una bendición, es un regar y regar y a veces duro pero también es cierto que el fruto sale, te alimenta, te sacia la sed y te hace seguir caminando.

Él sabe quien es, porque me consta va leer estas humildes palabras, lee todo aquello que escribo en éste, mi humilde blog y en el que publico cada martes: hablamosdepersonas.com.

Me has dicho muchas veces, que no deje de escribir, que mis lecturas enganchan… Tú has logrado, que en un día así (gris), me haya dejado llevar por la amistad que muchas veces no tenemos al lado, cada día, no le ponemos cara, ni color de ojos… pero existe y te da aliento.

Me has proporcionado el aire que necesitaba y solo te lo puedo devolver con unas escasas pero sentidas palabras… GRACIAS…

 

Por supuesto, os dejo con la bella y hermosa canción…

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s