Sí, me quiero

deshojando-margarita1

 

Artículo publicado por Carmen Prada

 

Cada día está dibujado multicolor, aunque en el cielo haya nubarrones. Carmen Prada

Me gustaría hoy dejar una reflexión en el aire, ¿en cuántas ocasiones te levantas por la mañana, te miras al espejo y no te reconoces? Algo así puede suceder por varios motivos.

Creemos estar viviendo nuestra propia vida, una vida de la que nosotros mismos somos arquitectos, pero cada mañana algo nos dice que no es lo que vemos.

Aspirar a la perfección y tener temor cada día de no dar la excelencia de nuestra persona a los demás, nos hace vivir en un tremendo estrés, a la par de ir de decepción en decepción. ¡No podemos pretender ser perfectos, porque sencillamente es imposible!

¿Por qué nos cuenta tanto pronunciar un NO? Puede que la inseguridad y el miedo a quedarnos solos, a no ser complacientes con los demás, a pensar que de este modo no nos encontraremos enemigos… ¿Pero alguien te ha dicho que no se puede agradar a todas las personas? Este hecho nos aleja de nosotros mismos, pasamos a ser carne de cañón para los “depredadores”.

¿Cuándo fue la última vez que alguien te dijo que creía en ti? ¿Cuándo la que te dijeron “vales mucho? Pero aun así, nos seguimos reconstruyendo en la perfección dejándonos llevar por la inseguridad. Si los demás confían en ti y son conscientes de tu valía, ¿quién eres tú para ser tu mayor enemigo?

pink-daisies-2121592_1280.jpg

Después de esta reflexión, mírate a este espejo

La vida no es sencilla, tiene muchas curvas, nos encontramos con muchos obstáculos, hay momentos en que da giros inesperados, nos damos de frente con decepciones, situaciones que nos hacen derramar lágrimas, a veces nos gustaría mandarlo todo a la porra…, y después de todo este cúmulo de catástrofes, llegamos a pensar que los culpables de todo somos nosotros mismos y que no servimos para nada.

Y ahora te pregunto, ¿te quieres? Te invito a que te hagas esta pregunta literalmente y  además en voz alta. Y te estarás preguntando, ¿y cómo lo voy a saber?

  • ¿Tomas tus propias decisiones?
  • ¿Sonríes cada día?
  • ¿Decides quiénes son las personas que te rodean?
  • ¿Has decidido cuidar tu imagen personal por y para ti?
  • ¿Tienes confianza en ti mismo?
  • ¿Confías en ti?
  • ¿Contagias alegría y positivismo?
  • ¿Eres valiente y tenaz?
  • ¿Eres consciente de tus imperfecciones y vives con ellas?
  • ¿Sueñas y luchas por tus sueños?

 

Podría seguir, pero en definitiva, empieza por creer en ti mismo cuando tú eres la única persona que no lo hace.

¡Siéntete capaz de todo! Acepta los errores y conviértelos en posibilidades.

¡Vive, ama, siente!

¡No pases por la vida de puntillas, haz ruido!

¡Exprime al máximo cada instante del que disfrutes!

¡No dejes que nadie te diga “no puedes”!

¡Baila bajo la lluvia y descansa bajo el sol!

¡Llora sin temor cuando tengas que hacerlo, pero sonríe cuando algo lo merezca!

¡Pronuncia te quiero!

 

La vida pasa demasiado rápido como para que dejes escapar grandes momentos y segundos de felicidad.

Y ahora, ¿te vas a poner manos a la obra para dar de ti lo mejor a los demás? Recuerda que antes, te tienes que querer…

Carmen Prada | Consultora de Desarrollo Personal y Profesional

Imágenes, Google y Pixabay

SI TE GUSTAN MIS ESCRITOS NO DEJES DE COMPARTIRLOS, TODOS PONEMOS NUESTRO GRANITO DE ARENA.

Anuncios

8 comentarios en “Sí, me quiero

  1. jfcalderero dijo:

    ¿Decides quiénes son las personas que te rodean? Entiendo que quieres decir que se deben elegir buscando las que te agradan y rechazando las que no. Si es esa la idea, considero que es un error que, en los casos más agudos, puede llevar a un alto grado de insatisfacción y a la soledad. no olvidemos que el individualismo es un “cáncer”.

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias por tu aportación, pero esa no es la idea. Estoy contigo en que el individualismo es un “cáncer”, y de hecho es una pandemia en nuestros días. A lo que me refiero es precisamente a lo importante y necesario que es rodearse de buenas personas, positivas y constructivas. De igual manera es preciso evitar a las personas tóxicas, que también de eso abunda. Individualismo no, pero si hubiera que elegir, mejor solo que mal acompañado. “Un millón de amigos”, de Roberto Carlos es una de mis canciones preferidas. Con eso creo que está todo dicho.

      Muchas gracias y bienvenido.
      Un saludo.

      Me gusta

  2. jfcalderero dijo:

    Si todo el mundo se rodea de “buenos”… ¿quién ayudará a los otros para que dejen de ser tóxicos? Sigue sin gustarme nada la idea del “apartheid”, por muy edulcorado que se presente. Al final de ese proceso es muy probable no ser capaz de “aguantar” a casi nadie. Creo que es lo contrario del desarrollo personal y la madurez. Saludos, @JFCalderero.

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias por todas las aportaciones, todas tienen cabida en mi/vuestra casa.

      Las reflexiones nos ayudan a todos, la riqueza de éstas es precisamente que no tienen que coincidir al 100%.

      Agradecida de tenerte por aquí. Un abrazo.

      Me gusta

  3. Pedro Ayala García dijo:

    Que bonita reflexión y que verdad tan grande y maravillosa expones en tu escrito, pero a veces tan difícil de cumplir: “Dar lo mejor de uno mismo a los demás.” Muchas veces aunque sepamos lo que tendríamos que hacer en cada caso, circunstancia, acción , … no lo hacemos: la impaciencia del momento, las prisas alocadas, el creer que no tenemos tiempo, la comodidad, la obcecación momentánea, …. nos hace en muchos momentos y circunstancias “presa fácil” para llevarnos al error, para no estar a la altura deseada, para quedar como verdaderos idiotas al no actuar como deberíamos hacerlo.
    Creo que debemos priorizar siempre, en todo momento, y saber que a veces (muchas veces) debemos de superarnos a nosotros mismos, para dar lo mejor de nosotros mismos. Superarnos a nosotros mismos.

    En cuanto a poder elegir a las personas con las se quiere compartir esta vida, creo que como dice Carmen, hay que huir, alejarse, separarse, de las personas “toxicas”. Creo que una buena misión y objetivo en esta vida es estar feliz o al menos querer ser feliz o sentirse bien y a gusto en el día a día. Nuestra misión no es enseñar a esas personas para que dejen de ser “tóxicas” es dar nuestro ejemplo (hacer nuestra vida sin ellas) y así demostrar que se puede ser de otro modo para ser aceptado, pero no aceptándolas (aunque parezca contradictorio) pues no viviríamos en paz, armonía y equilibrio, y sin embargo esas personas seguirían siendo tóxicas, pues se alimentan de esa situación que les dejamos. Mucha fuerza. Un fuerte abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s