Ni antigua ni moderna, simplemente yo

 

2016-29-10-06-31-52

Si quieres ser diferente a los demás, sé tú mismo.

Por Carmen Prada

“Hay que tener mucha personalidad y un entorno en donde uno se pueda sentir arropado para no dejarse llevar por la corriente de la moda”. Enrique Rojas.

De modas, tendencias e “inventos” voy a hablar hoy. Y además lo voy hacer, y lo confieso,  para desahogarme un poco, ya que estoy hasta la punta más alta de mis pelos rizados y ya erizados de tanta calabaza con ojos, brujas y demonios, calaveras horrorosas, y ahora también parece que hemos heredado los payasos diabólicos, para colmo de males. ¡Es que hay que ver!

Mire donde mire, lea lo que lea, esté en la conversación que esté, lugares de encuentro que habitualmente frecuento… ¡Ahí aparece el dichoso Halloween! A veces he pensado en preguntar a cada una de las personas que contribuyen a esta celebración y con las que me relaciono, si realmente saben lo que celebran. Aunque, ¿para qué? Si las respuestas fueran sinceras muchas serían del orden de “y yo qué sé… pero me da igual”. Esta fiesta, de origen pagano, “conocida como Noche de Brujas o Día de Brujas, es una adaptación moderna de un antiguo rito celta. Se celebra internacionalmente en la noche del 31 de octubre, sobre todo en países como Canadá, Estados Unidos, Irlanda o Reino Unido… Sus raíces decimonónicas están vinculadas a  la festividad cristiana del Día de Todos los Santos, celebrada por los católicos el 1 de noviembre, celebración que, desde el punto de vista popular, se ha desvirtuado totalmente”.

 Hablo de esta “celebración” en concreto, por la cercanía del día de la publicación de este post a su fecha. Pero es que tendemos a asumir celebraciones, fiestas y demás peculiaridades de otros lugares del mundo, disculpadme, en muchas ocasiones con una ignorancia profunda. Y todo, porque está de moda.

Vivimos en un país rico en cultura, en arte, en tradiciones, fiestas… Pero además de que los “seudoprogres” se empeñan en intentar acabar con muchas de ellas, nos atrevemos a implantar otras de importación anglosajona que se contraponen a las nuestras. De hecho, me doy cuenta cuando hablo con amigos, conocidos, familiares, sobre todo de esta celebración en concreto y de Papá Noel, que en muchos casos ponen a los niños como ridícula excusa para celebrarlas, como si los niños españoles no hubieran tenido nunca oportunidad de celebrar fiestas a lo largo del año. Y yo les pregunto, ¿cómo las conocieron? ¿Por qué un día comenzaron a celebrarlas? Reconozco que en mi casa mis padres nunca me las inculcaron, y os puedo decir que no tengo ningún trauma por ello, muy al contrario, no necesito seguir ninguna moda absurda para saber muy bien quién soy y estar a gusto conmigo misma.

La modernidad muchas veces se nos escapa de las manos. Las modas casi están pasando a ser de obligatorio cumplimiento, y si no estás en esa “onda”, ¡pues no eres moderno!

No nos damos cuenta que esto va más allá de celebrar unas fiestas u otras. Las costumbres modelan la sociedad y a las personas, las fiestas sirven para recalcar ciertas realidades cotidianas de la vida y tomar conciencia más profunda de dichas realidades, sea o no en clave de fe.

Dejar de lado costumbres propias por otras que, auspiciadas por campañas comerciales, implementamos de manera tan superficial como irreflexiva, es fiel reflejo de una sociedad que renuncia a sus raíces, se suicida por menospreciar las enseñanzas que se desprenden de las tradiciones a las que no da continuidad, y en algunos casos, y no sé qué es peor, no tiene ningún escrúpulo en mezclar indiscriminadamente festividades que se contraponen entre sí, aunque para quien las vive de forma superflua e impersonal esto no será nunca un problema, claro, qué más da ocho que ochenta, total, lo único que importa es pasarlo bien, y si la mayoría se deja llevar por la corriente, no voy a ser yo quien se atreva a utilizar la cabeza para otra cosa que no sea ponerme una peluca o una máscara o algo semejante, no vaya a ser que me señalen cono “rarita” o “no moderna”

puppets-1381439_960_720.jpg

Pues así nos va como sociedad, resulta que a los españolitos nos cuesta aprender inglés mientras que el Tío Sam es cada vez más hispanoparlante; nos causa complejo sacar la bandera o tener un himno con letra para cantarlo orgullosos y unidos a pleno pulmón, como sí se hace en Yanquilandia; nuestras administraciones ponen unas trabas burocráticas que serían impensables en Estados Unidos, en donde una empresa se constituye en un santiamén; y en vez de aprender lo mucho y bueno que deberíamos de esa gran nación, así como Canadá o el Reino Unido, nos conformamos con la comida basura, los monigotes tétricos de Halloween o el nada trascendente Santa Claus, y no valoramos debidamente la dieta mediterránea, la conmemoración de nuestros difuntos en clave de esperanza y gratitud, y el sentido profundo de lo que significa la entrañable fiesta de la Epifanía, por poner algunos ejemplos concretos.

Vamos, que optamos por ser un pueblo epidérmico y sin personalidad, para rendir culto a unas modas insulsas, desenraizadas y nada edificantes ni para el acervo patrio ni para el espíritu.

No caeré en la tentación, pues además soy friolera, pero aunque amo mi país y su cultura, dan ganas a veces de exiliarse a la Antártida, para no tener que mal digerir tanta estulticia colectiva.

Feliz fiesta de Todos los Santos y Conmemoración de los Fieles Difuntos a todos, de corazón.

 

 

 

 

 

*Fuente de la fotografía, Carmen Prada y Pixabay.com

Carmen Prada | Asesora de Desarrollo Personal y Profesional

SI TE GUSTAN MIS ESCRITOS NO DEJES DE COMPARTIRLOS, TODOS PONEMOS NUESTRO GRANITO DE ARENA.

Anuncios

2 comentarios en “Ni antigua ni moderna, simplemente yo

  1. Muy buena reflexión Carmen!! comparto contigo en que no debemos perder nuestras fiestas,ya que forman parte de nuestra cultura,son nuestro patrimonio,y no debemos cambiarlas por otras que nada tienen que ver con nosotros,somos diferentes, pero con personalidad.Gracias por compartirlo,un fuerte abrazo María Juanes

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s