Momentos de felicidad sin precio

boy-477013_960_720

Artículo publicado por Carmen Prada

Aquí en El Bierzo el frío y la niebla ya empiezan a notarse, sobre todo a primeras horas de la mañana. También amanece más tarde, y eso está posponiendo el comienzo de una de mis rutinas matutinas, salir a caminar. El recorrido que más me gusta hacer discurre por la orilla del río Sil a su paso por mi ciudad, Ponferrada. Merece la pena escuchar el sonido del agua, del pisar sobre las hojas que ya han caído, y las especies de pájaros que por el lugar abundan.

Ese momento con el que doy comienzo al día es la coyuntura perfecta para dar la bienvenida a nuevas oportunidades y hacerlo con relajación. Es momento de hacerse preguntas, obtener respuestas, percatarse de situaciones que con la rutina pasas por alto, encontrarme, y cómo no, recapitular experiencias. El mejor día para este último punto es el viernes, ya que sin querer el balance de lo acontecido durante la semana llega solo.

Confieso que ha sido una semana complicada emocionalmente, aunque que el trabajar la automotivación ayuda, pero hay situaciones y circunstancias ya repetitivas en el día a día y debido a esta dichosa crisis, que son capaces de ponerle las cosas muy complicadas a la automotivación. ¡Ya sabéis que no soy de las que vendo humo! Por ese motivo, las emociones de frustración, tristeza, desaliento, desesperanza… no dejan de ser eso, emociones, pero que últimamente están acompañando demasiado a bastantes personas que seguro muchos de nosotros tenemos alrededor. Y hay que ser fuerte para no dejar que eso te afecte.

bo.png

Coincidió esta semana también que en uno de mis artículos, Permítete el lujo de ser feliz, colgados en uno de los grupos a los que pertenezco en LinkedIn, una persona me comentaba, buscando una respuesta: “Muchas veces me pregunto ¿qué es lo que estoy haciendo mal? Seguir adelante, trabajando e intentando abrir camino en una profesión y hacer que me encanta. Recompensas personales y emocionales muchas, económicas ninguna. Carmen Prada Fernández muchas gracias por tu reflexión, has motivado la mía”.

Siempre tengo la misma respuesta para esto y automáticamente se la hice saber. “No sabes cuánto me alegro por haberte aportado una dosis de motivación, Mª Carmen P. Me doy por satisfecha.
Te dejo una pregunta para que reflexiones sobre ella, ¿serías feliz y estarías encantada si tus estados emocionales fueran a la inversa, recompensas personales y emocionales ningunas y económicas muchas? ¡Haces lo que te apasiona, todo llegará!
Un abrazo enorme”.

La suya tardó en llegarme escasos minutos: “¡Has dado en la diana!”

Ella misma se dio respuesta, ¡no cambiaría su estado actual, aunque con ello tuviese mayores recompensas económicas!

Soy una persona ambiciosa con mis proyectos, con mis objetivos, en mi profesión, como persona, pero el objetivo principal no es vivir a todo tren pensando que el dinero me hará más feliz. ¡Jamás he pensado tal cosa!

Os hago estas preguntas y cada uno de vosotros que las reflexione y se dé respuesta:


¿qué lugar ocupa el dinero cuando uno se encuentra solo completamente?


¿Qué lugar ocupa el dinero cuando te juzgan por tu situación?


¿Qué importancia tendría si te pisotearan la dignidad?


¿Y qué sucedería su tu familia te faltase?

Claro que es importante nuestra economía, pero, ¿no será una excusa para no desarrollarse como persona eso de la falta de felicidad por no tener dinero? ¡Sería demasiado barata!

Os puedo decir, que aún con mi sana ambición de por medio, que es algo que a la vez me hace vivir el día a día al 300%, el dinero de poco me sirve para disfrutar de:

  • mi paseo mañanero y de todo lo que le rodea, que es paz interior, algo muy importante para afrontar los días más duros. Y os aseguro que esta semana los ha habido.
  • Todos mis amigos, las personas en las que confío, pero sobre todo en todas aquellas que de un modo u otro han depositado su confianza en mí.
  • Mi pasión por la escritura, de esa libreta que me acompaña a todos los lados y en la que hay muchas reflexiones y proyectos.
  • ¡Las personas en general! Vivo y respiro esa pasión. Una charla, una confesión, ese momento que no hace falta que te pidan aunque lo estén deseando, esa entrega incondicional…
  • El momento que le dedico con cariño cada día a mis flores y plantas.
  • Mis familiares, que sin ellos nada sería igual. Esas velas que se soplan en los cumpleaños, las comidas dominicales…
  • Los chistes inesperados y con una gracia desmesurada de mi esposo, que sabe en qué momento hacerme sonreír y qué temática es la oportuna para ello.

 

Podría seguir, ¿pero no os parecen suficientes? Os invito a que hagáis vosotros vuestra propia lista, esa lista llamada “momentos de felicidad que no tienen precio”.

Sí os puedo decir algo, y es que hasta el momento no conozco a nadie a quien el dinero le haya hecho ser mejor persona. ¿Tú sí? ¡Pues cuéntamelo, estoy dispuesta a rectificar si estoy en un error!

*Fuente de la fotografía, Pixabay.com y Carmen Prada

Carmen Prada | Asesora de Desarrollo Personal y Profesional

SI TE GUSTAN MIS ESCRITOS NO DEJES DE COMPARTIRLOS, TODOS PONEMOS NUESTRO GRANITO DE ARENA.

Anuncios

2 comentarios en “Momentos de felicidad sin precio

  1. Una entrada magnífica Carmen que hace reflexionar!!, es cierto el dinero ayuda, pero no todo en la vida es dinero, desde que tengo el blog, me he dado cuenta de todo lo que me aporta a nivel personal y aunque nada en lo económico, pero sinceramente me llena de gran satisfacción,un gran momento de felicidad que no tiene precio.Gracias por compartirlo!! un fuerte abrazo y feliz domingo

    Le gusta a 1 persona

    • Muchísimas gracias María, no solo por el comentario y tus palabras. Va más allá mi agradecimiento, ¿por qué? Porque para mí tu blog, es también una fuente de alimentación constante y generosa para todos aquellos que te leen.
      Lo que escribes y lees, lo haces desde el corazón y la generosidad.
      Muchas gracias por estar siempre en mi casa, que también es la tuya.

      ¡Un abrazo enorme! Y sin coste jajaajaa.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s