¡A mí nadie me dio un libro de instrucciones!

mensajes-de-superacion-personal1

 

Artículo publicado por Carmen Prada

Son sorprendentes los miedos y amenazas que llega a tener uno como profesional. Y digo sorprendentes, porque en las últimas formaciones que he impartido sobre Acciones Comerciales, eran varias las personas que reconocían que su mayor amenaza era que otros compañeros hiciesen mejor el trabajo y alcanzasen “mejores números” que ellos.

Son varias las lecturas que se pueden obtener de estas confesiones, pero desde luego lo que tienen que tener claro las empresas, desde mi humilde experiencia, es que es algo que deben trabajar. Y sin duda, ¡se puede hacer!

Pueden ser varias las causas, pero entre ellas todo apunta a una presión inmensa en el mundo profesional, la crisis laboral que hace luchar a uno en varios frentes, el temor a ser el señalado, el no ser capaz de reponerse ante la frustración, la propia inseguridad, perder el puesto de trabajo… Pero también es cierto que se puede ver como una postura inconformista y de superación, ¡esto es lo que hay que explotar, sin duda!

¿A quién le toca cambiar estos miedos? ¿Quién debe manejar estas situaciones? ¿Es aconsejable trabajarlas? ¿Son situaciones fáciles de manejar por cualquiera? ¿Cualquier persona está preparada? ¿Merece la pena para la empresa?

Haría una gran apuesta a que muchos líderes, jefes… ante estas situaciones su toma de decisión sería, “pues si no aguantas la presión, no vales para esto”. ¿Y por qué no lo trabajamos junto a ellos? Evidentemente las empresas no están para perder dinero ni tiempo pero, ¿te has planteado que si son varios los casos de este tipo los que se dan en tu negocio, y siempre se recurre a la misma solución, quizá sea que la persona que realmente no está preparada es la que lidera tu equipo de trabajo? ¡Y claro que sin duda, ésta es la solución más rápida y menos laboriosa para ella! Además, me atrevería a decir que se lo vende al empresario como que “primero es la empresa”.

Quitémonos de la cabeza que gestionar equipos de trabajo, es gestionar unidades de producción, ¡estoy totalmente en desacuerdo! Gestionamos mucho más que eso, gestionamos emociones, situaciones, riesgos, momentos, complicidades, motivaciones, metas, aprendizajes… pero sobre todo y ante todo, y por todo lo anterior, ¡personas!

Cuando hace años tomé el mando de un equipo de trabajo de venta telefónica, que en ese momento era el único que existía en la zona, ya que empezaba esta actividad a tener movimiento, mi comienzo en este trabajo fue con el “pinganillo”, desde abajo, y después, por méritos propios, decidieron darme esa gran oportunidad que era gestionar de pronto un equipo de más de 20 personas, que hasta ese momento habían sido mis compañeras al mismo nivel.

Os aseguro que el día que me dieron la noticia, lo recuerdo como un gran momento profesional en muchos aspectos. El sacrificio y el esfuerzo habían merecido la pena, y es que para mí ha sido una de las experiencias que más me ha hecho crecer personal y profesionalmente. Eso sí, esta responsabilidad me la dieron sin libro de instrucciones… De pronto me vi con un equipo de personas, con la necesidad de saber resolver conflictos en cuestión de segundos, varios al mismo tiempo, llegar a objetivos cuyo cumplimiento dependía de todos, y además yo misma seleccionaba a los candidatos a entrar en plantilla, decidía quién sí o no, y me tenía que ocupar de su formación y seguimiento desde el primer momento.

En muchas ocasiones me encontraba chicas a las que daba la formación, y cuando llegaba el momento de ponerse al teléfono el miedo era espantoso, algunas se levantaban y sin mediar palabra se iban llorando, otras me repetían, “no voy a ser capaz, Carmen,” y entre otros muchos casos me encontraba las que se venían abajo porque ponían todo su empeño y tenían maneras, pero algo les fallaba… En todo equipo hay alguien que resalta por encima del resto, y a mí se me ocurrió de un modo sibilino y sin que ellas mismas se dieran cuenta, colocar a esas personas a las que les faltaba arrancar, pero que sus maneras me decían que tenían un buen potencial, al lado de algunas de las mejores.

Algunos diréis, ¡madre mía, qué remedio, las has tenido que hundir más, si cabe! Pues no, todo lo contrario. Observaba cómo las novatas comenzaban a utilizar argumentos muy válidos que ellas escuchaban a las compañeras, sus expresiones cambiaban cuando la persona que tenía al lado le confesaba que “así comencé yo, y mira ahora…”, y ya no os digo nada cuando llegaba la primera venta, ¡aplauso de todo el equipo! A partir de ahí, llegaba el despegue…

¡Claro que esto lleva mucho trabajo y dedicación!, pero os aseguro que la satisfacción que a mí me aportaba era enorme. Había mucho trabajo detrás de todo ello, intentaba hacer un equipo con un único objetivo, todos íbamos en el mismo barco, la motivación para mí siempre ha sido un pilar básico y siempre la he intentado transmitir, el compañerismo se contagiaba, los éxitos y logros los hacíamos de todos… Pero repito, ¡a mí nadie me dio un libro de instrucciones!

¿Qué no soy muy pragmática? Puede ser, pero tampoco lo deseo. Creo en el potencial de las personas, sé que por comodidad o por no saber descubrir y pulir las cualidades, se queda mucho talento perdido por el camino, pero quizá y vuelvo a dejar esta pregunta en el aire, ¿quién es el que falla cuándo no se sabe cómo afrontar estas situaciones y revertirlas?

Creo desde mi humilde experiencia, que he dado respuesta. Cada uno, que busque la suya, pero desde la profesionalidad y humildad. ¡Ojo, gestionamos personas, no máquinas…!

Ayuda a muchas personas a tener éxito y tú también lo tendrás.

 

 

Carmen Prada | Asesora de Desarrollo Personal y Profesional

SI TE GUSTAN MIS ESCRITOS NO DEJES DE COMPARTIRLOS, TODOS PONEMOS NUESTRO GRANITO DE ARENA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s