Somos seres afectivos

images3

 

 

 

 

 

Por Carmen Prada

Hoy toca algo distinto, ¿qué va a cambiar? Simplemente la forma de plantear el tema que voy a tratar. Nos va a tocar trabajar a todos, voy a ir dejando preguntas y cada cual que haga su propia reflexión. Además, podéis compartirlas en comentarios y quizá nos ayudemos unos a otros.

Hablemos del amor. En nuestra sociedad ha ido cambiando el concepto de lo que entendemos por amar, también sufrir por amor, concebirlo como un proceso con batacazos y recompensas, pero lo que no cambia es que como el aire y el agua, sin amor no podemos subsistir.

 ¿El amor tiene un significado universal? Para mí este sentimiento es personal e intransferible, como el ADN. Cada uno damos y acogemos de manera diferente. La dificultad radica en que la interrelación sea fluida, pues hay a quien le cuesta dar, pero no olvidemos que hay a quien también le cuesta acoger. ¿Realmente uno recibe en proporción a lo que da? ¿Se puede llamar amor cuando se da esperando recibir? ¿Das lo que crees dar…?
Realmente complicado, lo admito. Difíciles preguntas a las que hacer frente…

¿Por qué algunos amores se agotan? ¿Se puede evitar de forma continuada la monotonía? ¿Es posible mantener el amor con la misma intensidad? ¿Todo se puede asumir por amor? ¿Necesitas el amor en tu vida? ¿Todos necesitamos “vivir de esa pasión”? Y ya no hablo del amor de pareja, pues hay mucha gente que sufre la soledad, a pesar de vivir rodeada de vecinos o poder estar conectados por las redes sociales a un montón de personas. Por ello hay personas que buscan la compañía y una caricia en los animales, otros que banalizan el amor haciendo de ello una permanente aventura. La amistad es una muy noble forma de amor, quizá la más necesaria.

Pero el amor y la amistad son muchas veces palabras que se las lleva el viento. De nosotros depende en gran medida demostrar que nos importa una persona, darle valor y autenticidad a la relación que tengamos con ella, sea del tipo que sea.

El amor se muestra, se expresa, se dona, también se habla e incluso se canta y se baila. Y si no es así, piensa que quizá algo estás haciendo mal.

Vivimos atrapados y atropellados por la rutina, las prisas, el egocentrismo que nunca nos hará felices…

Y a veces llegamos al andén, y de repente nos damos cuenta de que hemos perdido tontamente el tren por habernos entretenido demasiado en el quiosco de la estación…

Carmen Prada | Asesora de Desarrollo Personal y Profesional

SI TE GUSTAN MIS ESCRITOS NO DEJES DE COMPARTIRLOS, TODOS PONEMOS NUESTRO GRANITO DE ARENA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s