Tú decides quién quieres ser

 

 

IMG_20160426_193959

Imagen cedida y proveniente de un trabajo realizado por Salvi Design

 

Por Carmen Prada

Una de las costumbres que, el que más o el que menos, tiene a primera hora de la mañana, cuando uno salta de la cama y apoya el primer pie sobre el suelo, por un motivo u otro es darse de frente con un espejo. A esas horas sólo pensamos: “si alguien viese con qué cara me he levantado”, “menudo pelo, esto no hay por donde cogerlo”, “esta arruga no la tenía ayer”… Pero a medida que va transcurriendo el día nos volvemos a encontrar con nuestro compañero, el espejo, en cualquier momento, como cuando nos retiramos a retocar el lápiz de labios, lavarnos las manos, cepillarnos los dientes, a desahogarnos por una desafortunada compañía… Y cuando el día llega a su fin, y las mujeres lo buscamos para extendernos la crema de noche y los hombres a indagar en la última cana que ayer no tenían, entonces es ahí, en ese preciso momento, cuando nos damos cuenta que lo que estamos viendo no es lo que hace horas habíamos observado.

Personalmente pienso que hay dos tipos de personas. La primera, aquella que le gusta prácticamente siempre lo que ve, y si algo no le encaja mira en otra dirección, pensando: “es lo que llevo viendo toda mi vida y no lo voy a cambiar ahora, al que no le guste que no mire”. Y es cierto, a estas personas ni con lejía. ¡Nadie las va a cambiar! Y el que pretenda hacerlo se sentirá frustrado una y otra vez.

La segunda, es aquella que con bastante frecuencia, lo que ve no le agrada. Ésta es consciente de que podría ser más dulce en su vida personal, o buscar ese tiempo que nunca tiene para escuchar a un amigo, tener la capacidad de comprometerse más en su trabajo, cumplir aquellas promesas que siempre se quedan en eso, quizá arreglarse físicamente para gustarse más, devolver una llamada perdida que nunca devuelve, dedicarle a la familia un poco por lo menos de lo tanto que ésta le ha dedicado… Pero también es cierto que a este tipo de personas, y no a las primeras, es a las que más difícil les resulta prácticar “deportes” como es el auto-beso y el auto-abrazo. ¿Alguna vez lo habéis practicado?

Debemos valorarnos, reconocernos y pronunciar públicamente del mismo modo nuestra satisfacción por lo bien hecho, las alegrías, el orgullo de un triunfo, una meta alcanzada y todo aquello bueno y mejor que nos suceda, sin esperar a que alguien lo haga por nosotros. Esto no es soberbia, altanería, arrogancia, sino humildad, comenzando ésta con llorar cuando debemos hacerlo, pero también celebrarlo cuando existan motivos para ello.

Alguna vez he puesto en práctica dicho “deporte,” y le digo a quien en ese momento lo precisa (y entre ellas me incluyo): “da infinidad de besos a una de tus manos, y cuando en ella no tenga cabida ni un beso más, llévatela a la mejilla y date todos esos besos que de ti venían,” todos terminan sonriendo.

Entonces, ¿por qué nos cuesta tanto querernos y a la vez nos gusta tanto fustigarnos? Pon en marcha esa frase que tanto escuchamos o hemos dicho alguna vez los que somos futboleros, “hay que saber perder pero también ganar”. Afrontemos las pequeñeces que cada uno tenemos con humildad, compromiso, tenacidad, inconformismo… Pero eso sí, sin mirar a otro lado, y cuando tengamos algo que celebrar… muéstralo, compártelo, hazlo saber y sobre todo, ¡gústate mucho!

Hace ya unos cuantos años uno de los más grandes como fue Albert Einstein, dijo algo que no ha pasado de moda ni pasará: “si buscas resultados diferentes, no hagas siempre lo mismo”.

Perdonémonos a nosotros mismos para así querernos y, una vez lo hagamos, tendremos la mejor versión de nosotros. Así lograremos ser quien deseamos. Tú decides quién quieres ser…

 

 

 

 

 

Carmen Prada/ Consultora de Desarrollo Personal y Profesional

 

SI TE GUSTAN MIS ESCRITOS NO DEJES DE COMPARTIRLOS, TODOS PONEMOS NUESTRO GRANITO DE ARENA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s