El objetivo es ser tú mismo

communicating-the-future-pam

Artículo publicado por Carmen Prada

Párate un momento, deja lo haces y haz un repaso de lo que es tu vida a nivel personal, profesional, social. Una vez lo hayas hecho, hazte la siguiente pregunta: ¿realmente soy la persona que quiero ser?

Siendo adolescente me acostumbré a escribir en mi diario, íntimo y personal. En esos momentos quizá era solo un modo de plasmar mis pensamientos de jovencita, el primer amor, en él narré paso a paso como si fuese una periodista la guerra del Golfo Pérsico, que en ese momento me estremecía, pero proyectaba muy a menudo mi futuro. No me planteaba lo que quería ser profesionalmente, quería ser algo, claro está, pero sí tenía claro que en el futuro simplemente quería ser feliz. Nada más y nada menos…

Uno siempre piensa en lo que está por venir, independientemente de la edad. Cuando van pasando los años llega un momento en el que uno se debe preguntar: ¿sé qué tipo de persona soy?; ¿estoy satisfecho con lo que veo cuando miro en lo más profundo de mí?; ¿estoy contento conmigo? ¡La mayoría de las veces no hacemos nada para encontrar respuestas!

Pasamos demasiado tiempo alejados de nosotros mismos, pero eso sí, pendientes de dar la vuelta del derecho y del revés a la vida de todos los que tenemos alrededor. También es cierto que resulta más cómodo y fácil recrearnos en la vida de los demás. De este modo y mientras tanto, tenemos la excusa perfecta para pasar más tiempo alejados de la nuestra propia.

También nos la pasamos planteándonos logros y metas con el fin de alcanzar ese objetivo que por imposición nos marcamos, pendientes de lo que los demás esperan de nosotros, y si hemos cumplido con lo esperado, sin pensar en si lo alcanzado nos ha hecho felices o no. Del mismo modo esto lo trasladamos al terreno personal, y dependiendo en compañía de quien estemos nos volvemos camaleónicos, volvemos a dejar de ser nosotros mismos intentando ser la persona que esperan seamos, ¿somos nuevamente felices así?

La personalidad define y diferencia a cada persona, y lo digo porque muchas veces nos vemos o definimos por cómo otros nos ven o dicen vernos. Hay buenas compañías y no tan buenas, de ahí la importancia de la personalidad. En mi caso prefiero que me definan como una persona con un carácter marcado y difícilmente manejable a que me definan como una marioneta.

A día de hoy sigo con la costumbre de escribir en mi diario, y a estas alturas de mi vida las anotaciones son diversas, palabras sueltas que me inspiran algo, un momento clave en mi vida, un plan en mente… Con el paso de los años echo un vistazo a todas esas hojas, muchas de ellas descoloridas, me sitúo en el presente y soy consciente de dónde vengo, en qué punto de mi vida estoy y lo que me hace sonreír, y es que con respecto a mi futuro, sigo teniendo la misma percepción que hace 27 años, ¡quiero ser feliz!

Ha resultado positivo el escribir en mi diario durante tantos años de forma reiterada “en el futuro solo quiero ser feliz”,  ya que siempre he intentado con esfuerzo, tesón y dedicación hacer todo aquello que he deseado y lo he disfrutado. Soy consciente de que me queda mucha carrera de fondo por delante, pero eso sí, con mi  marca personal, esa que me ha acompañado durante tantos años, intentar en cada momento ser yo misma. Por otro lado, mi interior está en paz, intento vivir el día a día como si no hubiera un mañana, y tengo la fortuna de estar rodeada de personas que me hacen la vida más agradable, como dice la canción… Sin duda, prefiero resultar incómoda a algunas personas, que falsa y sin personalidad a muchas otras.

Vive tu propia vida, no te traiciones a ti mismo, sé capaz de reconocerte cuando te mires al espejo, vale la pena pese a quien pese.

Carmen Prada | Asesora de Desarrollo Personal y Profesional

Si te gustan mis escritos no dejes de compartirlos, todos ponemos nuestro granito de arena.

Anuncios

Un comentario en “El objetivo es ser tú mismo

  1. Pedro Ayala García dijo:

    Recuerdo una película, que vi hace muchos años, que aún hoy,en el recuerdo confuso de haber pasado mucho tiempo y quizá alterado muchas de sus secuencias, me impresiona al recordarla. Su título: “La vida de los Otros” y su tema: El personaje central de la película, que pertenece a la policía secreta, tiene como misión espiar y vigilar la vida de otros y pasa tanto tiempo en ese trabajo que, ¡¡¡¡¡ No vive la suya propia !!!!!!. Yo me siento feliz escuchando vivamente lo poco que me cuentan mis hijos (preadolescentes) y lo mucho que mis padres (octogenarios) me dicen cada día. Intento hacer que mi vida, en esos momentos, les pertenezcan sólo a ellos, y no por altruismo, es puro egoísmo, del bueno.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s